Quantcast
El tiempo en: Cádiz
04/12/2022  

Absit Invidia

Debates grises

Analizar los debates electorales de la televisión pública desde la privada, como es mi caso, es como ver los toros desde la barrera

Publicado: 10/06/2022 ·
17:09
· Actualizado: 10/06/2022 · 17:12
  • Uno de ellos o ellas será presidente de la Junta de Andalucía.
Autor

Pedro García Vázquez

Pedro García es periodista. Director de Informativos de 7 Televisión y Publicaciones del Sur

Absit Invidia

Con la esperanza de ser entendido por lo que pone, y por lo que no. Eso sí, sin ánimo de ofender ni en castellano, ni en latín

VISITAR BLOG

Analizar los debates electorales de la televisión pública desde la privada, como es mi caso, es como ver los toros desde la barrera. Resulta fácil juzgar un dispositivo en el que todos los implicados parten de una premisa: no meter la pata. No hay brillantez por ningún lado. ¿Por qué? Porque nadie quiere riesgos. Ni organizadores, ni candidatos, ni todo lo que les rodea. Los fondos, neutros; los colores, oscuros; los atriles, sencillos; los presentadores, discretos. Lo hemos visto en el Centro Territorial de RTVE en Sevilla y lo veremos -salvo sorpresa- el próximo lunes en Canal Sur TV. Y lo entiendo. Paloma Jara y Xabier Fortes lo hicieron bien. Son buenos profesionales. Pero el Fortes del debate no es el Fortes de las entrevistas y mesas de análisis del 24 Horas. Y lo entiendo. No quiere líos, y está encorsetado por un modelo de debate propio del siglo XX en el que prima el tiempo y no la oratoria o capacidad de los candidatos. Y mira que lo intentó. Pueden debatir y contrastar ideas entre ustedes, decía Fortes, pero no había forma. ¿Por qué? Porque los asesores de los candidatos no quieren jaleos. Y lo entiendo.

Debate.

Minuto de inicio y minuto final, y en medio tres bloques temáticos, también tasados. Y vámonos que nos vamos. La antitelevisión del siglo XXI. Ahora, ¿quién es el/la valiente que cambia esto? Ningún directivo de empresa pública se atreverá a salirse de esos márgenes. Y lo entiendo. Tienen que ser los partidos políticos quienes reformen la Ley Electoral de Andalucía para incluir la obligatoriedad de, al menos, dos debates en la campaña de las andaluzas  -algo que a día de hoy no existe- . Y que esos debates sean interesantes -esto no lo puede decir la ley-. Hay que cambiar la mentalidad o el chip, como se dice ahora. Tender a hacer debates sobresalientes, desde el punto de vista técnico y de contenido, en el que el candidato que lo tenga pueda demostrar carisma y liderazgo. Ahora se recompensa el perfil bajo, el no meterse en problemas. No salimos a ganar sino a no perder, ni a meter la pata. Es la consigna de los asesores. Y pese a ello, la política sigue interesando. El debate de TVE -emitido también en 7TV- fue líder de audiencia en Andalucía, y el de Canal Sur también es probable que lo sea. Imaginen, por tanto, qué ocurriría si el modelo cambia y se convierte en un producto de televisión interesante, ameno y atractivo.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN