Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Lunes 05/12/2022  

Almería

El TSJA baja penas a condenados por narcotráfico porque no se cuantificó THC de marihuan

Ha condenado a penas que suman cinco años y cuatro años de cárcel a tres hombres que sustrajeron de un almacén en El Ejido casi 700 plantas de marihuana

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Sede regional del TSJA.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha condenado a penas que suman cinco años y cuatro años de cárcel a tres hombres que sustrajeron de un almacén en El Ejido (Almería) casi 700 plantas de marihuana para su venta a terceros tras agredir al vigilante que se negó a entregarles las llaves.

El Alto Tribunal andaluz rebaja en un grado las condenas impuestas por delitos contra la salud pública agravado por la notoria importancia ya que considera que, a "falta de un análisis" de la "riqueza en THC" de las plantas que se encontraron en la furgoneta donde habían cargado lo robado y que no pudo ser "cuantificada", "no es posible asegurar su condición legal de estupefaciente y nos encontraríamos ante tentativa de delito contra la salud pública inidónea por falta de objeto".

Añade que esta falta de objeto debe entenderse "no como inexistencia propiamente", sino como la "ineptitud relativa para producir el efecto psicoactivo" y que, aún en tentativa, "es punible por la evidente peligrosidad ex ante de la conducta" por la cantidad de la "supuesta droga", por "la proximidad de su composición a la auténticamente psicoactiva" y por la "dificultad de distinguirla de esta".

"Justificaría que la pena asignada al delito consumado, que en este caso seguiría siendo la del subtipo agravado por la notoria importancia, se rebajase en un solo grado, como permite el artículo 62 del Código Penal, y con ello la pena resultante sería igual en su límite máximo y superior en su límite mínimo a la asignada al tipo básico, que es la procedente de acuerdo con lo razonado en el fundamento anterior", concluye.

Al cuarto acusado, al que robaron la droga en el secadero que vigilaba, sí mantiene la pena de tres años y nueve meses de cárcel que para los coacusados rebaja a dos años, ya que constan 1.744 kilos de cannabis con una riqueza en principio activo suficiente para integrar el tipo delictivo. La sentencia, hecha pública este jueves, sí disminuye la multa de 700.000 a 150.000 euros.

Los hechos se remontan a octubre de 2020 cuando tres de los condenados se personaron a bordo de una furgoneta en una nave de El Ejido en la que se encontraban plantas de marihuana secándose con ánimo de apropiarse de ellas.

Tras pedir las llaves del almacén al vigilante para que les abriera el secadero y negarse este, le golpearon causándoles lesiones consistentes en perdida del segundo incisivo inferior derecho, hematoma en el parpado inferior derecho, en la cara interna del muslo derecho y en la rodilla izquierda, y múltiples erosiones en en rostro, costado, espalda y extremidades de las que tardó en curar diez días.

Una vez dentro del almacén, los tres sustrajeron 689 plantas de cannabis para su posterior venta entre terceras personas, introduciéndolas en la furgoneta y huyendo dos de ellos ante la presencia de la Policía Nacional y siendo interceptados media hora después por la Guardia Civil.

Las 689 plantas de cáñamo halladas en la furgoneta tenían un peso bruto de 466,26 kilos y para su análisis se dividieron en dos lotes, el primer lote resulto ser cannabis sativa y un peso neto seco de 207.038,12 gramos y el segundo lote resulto ser hojas de plantas de cannabis y un peso neto seco de 11.224,15 gramos, resultando un total de 218.05 kilos, estando valorada la sustancia intervenida en el mercado ilícito en la cantidad de 272.812,5.

Los agentes de la Policía nacional se personaron en la nave hallando al vigilante acusado tumbado en el suelo con heridas ya mencionadas y a un tercero que intentaba fugarse.

En el interior de la nave encontraron 10.170 plantas de cannabis las cuales tenían un peso bruto de 13.338 kilos y para su análisis se dividieron en tres lotes, el primer lote debidamente analizada resultó ser cannabis sativa con un peso neto seco de 332.434,95 gramos y un THC de 0,6 por ciento, el segundo lote resultó ser cannabis sativa con un peso neto seco de 1.411.512,80 gramos y un THC de 0,4 por ciento, y el tercer lote resultó ser cannabis sativa con un peso neto seco de 1.202.586,86 gramos resultando un total de 2,676,52 kilos. El valor de la droga intervenida en el mercado ilícito es de 3.345.650 euros.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN