Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Lunes 03/10/2022  

Andalucía

Griñán dice que recurrirá las medidas discriminatorias

Arenas le acusa de servil y sumiso ante el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, ayer en el Parlamento.
  • La Junta compensará la caída de la inversión con reprogramaciones
El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, rechazó ayer las críticas del líder del PP-A, Javier Arenas, de ser “servil y sumiso” al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y advirtió de que si éste adopta alguna decisión que “discrimine” a Andalucía recurrirá “a los tribunales o dónde sea”.

Griñán y Arenas protagonizaron un intenso debate en la sesión de control al Gobierno andaluz en el pleno del Parlamento, donde el líder del PP dijo que en España “todo el mundo se aprovecha de la debilidad” de Zapatero, pero que el presidente del Gobierno “solo se crece” ante el jefe del Ejecutivo andaluz.

El motivo, según explicó Arenas, es porque Griñán avala sus iniciativas y porque “es, de todos los presidentes que hemos tenido en Andalucía, el menos presidente”, algo que rechazó el presidente de la Junta, quien insistió en que va a denunciar todas las medidas que “discriminen” a Andalucía.

“Me gustarán más o menos las decisiones, pero si toman una decisión que discrimina a Andalucía no haré como usted cuando calló con los 2.500 millones de liquidación de la financiación o 4.000 millones de fondos europeos que nos dejó a deber el Gobierno del que usted era miembro”, advirtió el presidente de la Junta.

Tras denunciar el “discurso de la doblez” del PP respecto a Andalucía dependiendo de la comunidad desde la que se opine, Griñán reprochó a Arenas, como responsable nacional de la política autonómica del PP, de no frenar el “carajal autonómico” de la que adolece, a su juicio, este partido. “Andalucía no quiere privilegios pero tampoco discriminación”, recalcó el presidente de la Junta de Andalucía.

La respuesta de Arenas fue reprochar a Griñán que comparte con Zapatero y con el ex presidente de la Junta Manuel Chaves, el contar con el “récord histórico de paro”, y recordarle que en su etapa de presidente está siendo “tan servil y sumiso” con el Gobierno como lo fue el actual vicepresidente tercero.

“Con el Gobierno del PP confrontación, con sus amigos, entre comillas, rendición”, exclamó Arenas, quien enumeró como agravios a Andalucía el “pésimo” sistema de financiación, la no ejecución de las inversiones del Estado, que no haya un plan de empleo, que se “admitan injerencias” en Doñana, o la paralización de las ayudas a la compra de VPO.

Le preguntó “cuándo se va a plantar de una vez” ante Zapatero, porque el hecho de que “trague” como secretario general del PSOE “no es mi problema” pero como presidente hay que “exigir” que se plante “como presidente de todos los andaluces”.

Acusó a Griñán de “mentir” sobre la deuda de 2.500 millones de euros de liquidación del sistema de financiación ya que, según ha recordado, el PP se lo ofreció a la Junta y ésta lo rechazó “por razones electorales”, algo sobre lo que Griñán respondió que se hizo “bajo condición (de ganar las elecciones) y con retraso”.

Arenas y Griñán se enzarzaron también en el pacto del Gobierno y el PNV para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado (PGE), algo que para el líder del PP se trata de un acuerdo que cuando se sepa la “letra pequeña” se comprobará que rompe la caja única de la Seguridad Social, aunque el presidente de la Junta dijo que desconoce si hay o no letra pequeña en el pacto.

Los solares no pagarán deudas

El pleno del Parlamento rechazó, con los únicos votos del PSOE, una iniciativa del PP, apoyada por IU, en la que se instaba a la Junta a pedir al Gobierno a articular mecanismos con la FAMP para pagar en solares el reintegro de las entidades locales por saldos a favor del Estado.

La iniciativa, defendida por el diputado del PP Antonio Sanz, se refiere al reintegro en concepto de solares de los saldos favorables al Estado resultantes de la liquidación definitiva de la Participación en los Ingresos del Estado correspondiente a 2008, que rechaza el Gobierno central.

El PP pretendía contar con el apoyo de todos los grupos de la misma forma que el Ejecutivo central ha pagado la deuda histórica con Andalucía, según explicó Sanz, quien lamentó que los socialistas no permitan que el Estado “cobre en solares y sí pague de la misma forma” a Andalucía.

La Junta compensará la caída de la inversión con reprogramaciones

La Junta compensará la caída de las inversiones del Estado en Andalucía en un 29% para 2011 (2.970 millones) respecto a 2010 con una reprogramación o retraso de las obras comprometidas antes que suprimirlas, según aseguró ayer la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo.

Además, destacó que el anteproyecto de Presupuestos del Estado para 2011 prevé la firma de un convenio con el Gobierno para establecer su participación en la financiación de los gastos de mantenimiento de los Metros de Sevilla y de Málaga, en términos equivalentes a los que existen en otras comunidades autónomas.

En rueda de prensa, la consejera Martínez Aguayo subrayó que, a pesar de la caída de la inversión, se mantienen las obras comprometidas por el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con el jefe del ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, en la reunión que mantuvieron en agosto pasado.

Asimismo, destacó que el anteproyecto de Presupuestos del Estado -presentado ayer en el Congreso- incluye una disposición adicional que blinda las inversiones en función del peso de la población de Andalucía, Cataluña, Castilla y León y Baleares.

Con esa disposición se cumple con el Estatuto de Autonomía para que Andalucía tenga derecho a que se le compense económicamente en el caso de que no se cumpla la disposición adicional tercera del Estatuto, que obliga a fijar las inversiones estatales en función de la población, ha explicado.

Es la primera vez que Andalucía ve reflejado en los presupuestos el blindaje de sus inversiones, con una partida para las cuatro comunidades de 950 millones que negociarán bilateralmente con el gobierno para saber lo que se adeuda o no a cada una, resaltó.

Asimismo, avanzó que los presupuestos de la Junta recogerán también una caída de la inversión, aunque no dio más detalles.

La consejera incidió en que, a pesar de que las cuentas del Estado para el próximo ejercicio son austeras y de una “alta dificultad”, se han mantenido los compromisos con Andalucía.

Recordó que la media de inversiones del Estado en Andalucía durante los ocho años del gobierno del PP fue de 1.625 millones.

Frente a esta postura, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, rechazó los PGE para Andalucía por considerarlos los “más antiandaluces, los más insolidarios” y por abandonar a los parados de la región al no recoger un plan especial de Empleo como el que tienen otras autonomías.

Sanz declaró que los PGE son “profundamente decepcionantes”, y son los más “antiandaluces” de la historia de la autonomía al incumplir “flagrantemente” el Estatuto.

Según apuntó, sin tener en cuenta la falta de ejecución presupuestaria de las inversiones de años anteriores -más de 2.100 millones- se está hablando de “una cifra engañosa”.

Por su parte, el responsable de Economía de IU, Pedro Vaquero, dijo ayer que los PGE son los del “tijeretazo y antisociales” y alertó de que el cumplimiento del blindaje de las inversiones “no oculta” que esta partida se ha reducido un 29% respecto a 2010, lo que obliga a retrasar y cambiar la financiación de las obras.

TE RECOMENDAMOS