El tiempo en: Cádiz
03/03/2024  

Andalucía

Un extraño fenómeno atmósferico facilitó a Ucrania hundir un crucero ruso

La distancia a la que cualquier sistema de radar puede detectar un objetivo cerca de la superficie suele estar limitada por el horizonte de la Tierra

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Incendio del buque insignia de la Flota del Mar Negro de Rusia. -

Un fenómeno atmosférico conocido como propagación anómala jugó un papel clave cuando misiles ucranianos impactaron y hundieron el buque de guerra ruso Moskva en el mar Negro abril de 2022.

Utilizando datos meteorológicos disponibles públicamente, los investigadores de FOI (Agencia de Investigación en Defensa Sueca) ahora pueden demostrar que era posible que un radar ucraniano terrestre detectara Moskva, a pesar de que el barco se encontraba mucho más allá del horizonte normal del radar.

La distancia a la que cualquier sistema de radar puede detectar un objetivo cerca de la superficie suele estar limitada por el horizonte de la Tierra. Para calcular la distancia al horizonte se suelen hacer ciertas suposiciones sobre las condiciones atmosféricas predominantes.

En el caso del Mineral-U, el sistema de radar móvil y terrestre utilizado probablemente por el ejército ucraniano para detectar el buque de guerra ruso, la distancia de detección es de unos 50 kilómetros.

Así que surgieron dudas el 13 de abril de 2022, cuando el ejército ucraniano afirmó que dos de sus misiles habían alcanzado el Moskva, dado que el barco se encontraba a unos 135 kilómetros mar adentro.

"El problema con la forma habitual de estimar el horizonte del radar es que no tiene en cuenta las diferentes condiciones atmosféricas que pueden estar presentes", afirma en un comunicado Lars Norin, del Departamento de Sistemas de Radar de Guerra Electrónica de la FOI.

La temperatura, la presión y la humedad pueden variar mucho de un día a otro y de diferentes capas de la atmósfera y estos parámetros pueden tener un impacto significativo en la propagación de las ondas electromagnéticas emitidas por los sistemas de radar.

"La propagación anómala ocurre cuando ciertos gradientes de temperatura, presión y humedad en la atmósfera hacen que las ondas electromagnéticas se refracten hacia la superficie de la Tierra", explica Norin. "Este fenómeno puede permitir que un sistema de radar como Mineral-U llegue mucho más allá del horizonte normal".

Los datos meteorológicos analizados recientemente sugieren que las condiciones adecuadas para la propagación anómala se produjeron en la tarde del 13 de abril de 2022, y que esto podría explicar cómo Moskva apareció en el radar ucraniano.

Utilizando datos del Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo junto con imágenes de satélite de la zona, Norin, junto con su colega de FOI Niklas Wellander y Abhay Devasthale, investigador del Instituto Meteorológico e Hidrológico Sueco, pudieron determinar con mayor precisión las condiciones atmosféricas en toda la zona. el día 13 de abril del año pasado.

Esto, a su vez, permitió calcular con mayor precisión el alcance real del sistema de radar para cada hora del día.

"Nuestra investigación muestra que entre las 16.00 y las 21.00 horas, hora local, el radar Mineral-U habría podido detectar un objetivo mucho más allá del horizonte", explica Niklas Wellander. "Dado nuestro tamaño estimado de Moskva, descubrimos que el radar habría podido detectarlo fácilmente, pero sólo dentro de ese período de tiempo".

Los hallazgos fueron publicados recientemente por el Boletín de la Sociedad Meteorológica Estadounidense.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN