Quantcast
El tiempo en: Cádiz
26/09/2021

Cádiz Suena Bien

La ortodoxia deja paso a la vanguardia en el Festival Cádiz Flamenco

Cristian De Moret, RomeroMartín y Los Voluble & Raúl Cantizano encandilaron al público

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

Cádiz Flamenco.

La segunda noche del Festival Cádiz Flamenco, el jueves 29 de julio en el Baluarte de la Candelaria, estuvo dedicada a lo contemporáneo con las actuaciones de Cristian de Moret, que abrió el espectáculo, seguido de RomeroMartin y Los Voluble & Raúl Cantizano, como colofón final a una noche para recordar.

En esta ocasión el formato elegido por De Moret fue el de trío. El onubense, que abrió la noche, dejo patente cual es su estilo delante de un público que ya ocupaba en gran numero los asientos que en el Baluarte de la Candelaria tenían preparados los organizadores.

Raíces flamencas fusionadas con rock, blues, cumbia,  y otros géneros musicales de una manera natural, que el público supo entender a la perfección. Un momento álgido de la actuación fue cuando con instrumentos eléctricos, guitarra, bajo y batería, entonaron compases por soleá, que la bailaora invitada de la noche, Aurora González, supo interpretar a la perfección, en un vistoso baile y enfundada en un vanguardista y precioso traje dorado.

Después de la actuación de De Moret y tras adecuar el escenario para lo que venía a continuación, comenzó el turno de RomeroMartin. Que no dejó indiferente a nadie. Secuencias lanzadas desde el ordenador de Toni Martín, visuales espectaculares en la pantalla instalada en el escenario y la voz, indiscutiblemente flamenca, de Álvaro Romero hicieron el resto.

Un momento clave de la actuación llegó cuando dedicaron su Nana del Culo al malogrado Samuel. Momento en el que el cantante reivindicó al colectivo LGTBI, con el que se siente totalmente identificado, y calificó el asesinato del joven como claramente homófobo. El público lo entendió y le aplaudió a rabiar.

Con un público ya totalmente entregado a la causa vanguardista del nuevo flamenco, subieron al escenario, para cerrar la noche y la programación de julio del Cádiz Flamenco, Los Voluble y Raúl Cantizano.

El dúo sevillano y la guitarra de Cantizano terminaron de enarbolar al público presente. Un espectáculo, como nos tienen ya acostumbrados, con un gran componente visual, que consiguen en cada actuación con una serie de imágenes que se van sucediendo en la pantalla instalada en el escenario y que se convierten en el complemento perfecto a su apuesta sonora.

Una apuesta que ya se ha hecho acreedora de poner su nombre en carteles de eventos tan prestigiosos como la Bienal de Sevilla, El Sónar de Barcelona o el Flamenco Festival de Nueva York.

Propuesta musical de vanguardia que descansa, como no, en el flamenco y que la noche del jueves estuvo arropada por las cuerdas de la guitarra de Raúl Cantizano.

Paco Gómez, uno de los promotores de Cádiz Flamenco y responsable de la Taberna El Marqués de Cádiz, charló con #cadizsuenabien para dejar clara cuál es la apuesta del festival.

“La apuesta de nuestro festival es la de recuperar el flamenco en Cádiz, creemos que esta ciudad y su provincia, cuna del flamenco y que aporta una gran cantidad de artistas al género, debe tener un festival a la altura de las circunstancias. Un festival que recupere la parte más ortodoxa del flamenco, pero que a su vez le de un sitio de privilegio a la vanguardia y a los nuevos artistas que están revolucionando tanto el cante, como el toque, con sus fusiones, que adaptan el flamenco a los nuevos tiempos.

Quiero dar mi agradecimiento a La Peña Flamenca Enrique el Mellizo y muy especialmente al que fue su presidente, Antonio Benítez, creador de los Jueves Flamencos, germen de este Cádiz Flamenco, que seguro nos está viendo y disfrutando del espectáculo desde ahí arriba”.

La ortodoxia dejó una puerta abierta para que la vanguardia navegue por esos mares sonoros inexplorados. Mientras, Cádiz recupera un festival a la altura de la tierra en donde se está celebrando, cada jueves, con noches temáticas y muy interesantes para los expertos del flamenco y también para neófitos con ganas de aprender lo que fue, y sobre todo hacia dónde se dirige  nuestro arte más universal.

COMENTARIOS