Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Martes 18/01/2022  

Provincia de Cádiz

El sector de las conservas de pescado para reclamar un nuevo convenio

Los trabajadores reivindican más conciliación, reconocimiento de enfermedades profesionales y una subida salarial por encima del 2,8% que plantea la patronal

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
  • Imagen de una planta de conservas en Huelva.

Mari Cruz lleva 42 años empleada en la actividad conservera en La Línea. Ocupada durante ocho horas diarias con el envasado del salmón, su labor no ha variado mucho en estas cuatro décadas. Pero el sector sí ha sufrido una profunda reconversión que, tal y como indica la secretaria provincial de CCOO, Inmaculada Ortega, ha quedado reducido a la mínima expresión en Cádiz al pasar de casi 40.000 trabajadores a poco más de 1.500.

Sin embargo, el papel que desempeñan las empresas dedicadas a esta industria es fundamental. Ortega recuerda que las fábricas se concentran en La Línea, Barbate y Tarifa, localidades muy castigadas por el desempleo, y cuentan con una mano de obra muy feminizada.

Por ello, dos de las principales reclamaciones en la negociación del nuevo convenio tienen que ver con las horas de conciliación, unas 16 anuales en la actualidad, del todo insuficientes, y el reconocimiento de enfermedades laborales provocadas por la manipulación manual del pescado a unas temperaturas inferiores a los cero grados.

Pero los trabajadores también reclaman el fin de la brecha salarial. Según UGT, “las plantillas encuadradas en el grupo 5, en su gran mayoría mujeres, y en las cateogrías de auxiliares, cobran 850 euros menos de media al año que la categoría de adudante del grupo 6, cuando tienen las mismas funciones productivas.

Y, en términos generales, defienden un incremento salarial que, como dice la presidenta del comité de empresa de Ubago, Yolanda Cárdenas, “nos permita vivir con dignidad”. Las organizaciones sindicales sostienen que el sector de las conservas de pescado “tiene las peores condiciones económicas de toda la cadena alimentaria en nuestro país”.

Juan Manuel Vieites, secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos (Anfaco-Cecopesca) niega la mayor. En primer lugar, indica que la patronal ha apostado por la estabilidad del empleo tradicionalmente, con la figura del fijo discontinuo, que representa el 75% del total de los empleados en España, unos 30.000.

Por otra parte, valora el esfuerzo de las empresas por asumir una subida de los sueldos de hasta el 2,8%. Y, finalmente, advierte de que cualquier propuesta por encima de este porcentaje puede afectar a la capacidad competitiva del sector español en el mundo.

“El 50% de la producción se exporta”, apunta, de modo que un incremento excesivo de los costes que tienen que asumir los productores, en su mayoría microempresas,  “podría dejarnos fuera del mercado”, ante la amenaza de Ecuador junto a los países del sudeste asiático.

La portavoz provincial de CCOO admite que, dado que usan mano de obra barata, estos productores pueden hacer daño a España, pero es partidaria de apostar por el valor de la calidad, la innovación y la tecnología para imponerse en el mercado europeo y norteamericano.

La internacionalización y la diversificación han hecho que las empresas pervivan”, asegura; la calidad marcará la diferencia, añade.

Para ello, propone a las administraciones públicas que den su apoyo a una actividad que es tan industrial como artesanal y que sirve para impulsar el sector pesquero y almadrabero. Los fondos europeos Next Generation, agrega Ortega, son una buena oportunidad. El desarrollo de una actividad turística ligada a la producción, otra.

La huelga está prevista el 21 de enero y  los días 3 y 4 del próximo mes de febrero

En la última reunión con la patronal del sector, el 27 de diciembre, ésta se mantuvo en negar a los trabajadores de conservas de pescado que “tengamos un trabajo decente, un trabajo digno del siglo XXI”, según denunció UGT en un comunicado. “Hoy el sector de las conservas de pescado, sigue siendo uno de los que tiene las peores condiciones económicas y salariales de toda la cadena alimentaria en nuestro país”, agregó el sindicato.

“Llevamos casi un año de negociaciones sin que la patronal haya mostrado voluntad de querer alcanzar un acuerdo que mejore nuestras condiciones laborales -prosigue la nota-. La única pretensión de la patronal sigue siendo desregular las condiciones laborales sociales y económicas de las personas trabajadoras del sector y pasar por encima de los derechos logrados durante años de dura negociación. No lo vamos a consentir”.

Por ello UGT FICA, CC.OO y CIG-FGAMT “hemos acodado poner en marcha un calendario de movilizaciones en defensa del Convenio Colectivo estatal de Conservas de Pescados, convocando huelga en las industrias de este sector para el próximo 21 de enero de 2022 y el 3 y 4 de febrero”, concluye el comunicado del sindicato.

TE RECOMENDAMOS