El tiempo en: Cádiz
Lunes 22/04/2024  

Cádiz

El comercio de la Plaza Candelaria aguarda las obras entre la incertidumbre y las ganas

Si se cumplen los plazos, en cuestión de días comenzará la esperada remodelación de esta céntrica plaza para convertir todo el perímetro en una plataforma única

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
  • Los comerciantes de la Plaza Candelaria están a la expectativa. -
  • Las obras se harán en tres fases y la previsión es que para la campaña de Navidad se haya ejecutado "lo gordo"
  • Los negocios temen que la plaza levantada en pleno verano pase factura a las cajas, especialmente en la hostelería

El Ayuntamiento de Cádiz tiene previsto comenzar “en unos días” las obras de remodelación de la plaza Candelaria. Lo último que han sabido los comerciantes de este céntrico enclave -casi una quincena- de los trabajos que se ejecutarán por casi un millón de euros para convertir todo el perímetro de la plaza en una plataforma única es que empezarán a finales de semana y se realizarán en tres fases.  Con el verano a la vuelta de la esquina y conscientes de que tienen nueve meses por delante con la plaza levantada, los bares, tiendas de alimentación, peñas y el resto de negocios lo que quieren es que “empiecen ya”. “Cuanto antes empiecen, antes terminan”, señala Juan, de la peña La Estrella, que confía en que los trabajos, que se prolongarán durante nueve meses, se caractericen por la “flexibilidad” a la hora de ir adaptando la zona de terrazas y la “agilidad” que les prometió el delegado de Urbanismo en funciones, Martín Vila.  “Martín (Vila) nos dijo que empezarían el día 15 y que intentarían que lo gordo estuviera terminado para la campaña de Navidad. El arquitecto también nos ha dicho que cualquier duda se la comentemos”, apunta.  

Aunque, claro, tampoco se les escapa que también en cuestión de días comenzará a gobernar el Consistorio gaditano un nuevo partido, el PP, con Bruno García a la cabeza. Un cambio que entienden que no tiene por qué afectar a la ejecución de unas obras  “que ya deberían estar terminadas”, precisan, en alusión al retraso que acumula este proyecto por los problemas que han tenido para adjudicar una intervención “que nadie quería hacer. Esto solo pasa en Cádiz”, comenta Chari, encargada de la frutería de al lado, quien no oculta su escepticismo sobre cómo entrarán los clientes a su tienda.  “Se supone que no van a poner problemas, van a poner pasarelas....a ver cómo van a entrar las personas mayores a comprar la fruta sino”,  indica. Como el resto de comerciantes, no cree que el sacrificio sea en vano, pese a que llegue en plena temporada estival. “La van a poner más moderna, más accesible; se va a cambiar todo el alcantarillado y se van a quitar las pocetas de aquí en medio”, detalla, mientras señala una que tiene literalmente a las puertas de su negocio.  

En la misma tónica se expresan desde una pastelería cercana, aunque su tramo será el último en el que actuará. “¿Tú has visto cómo están los adoquines? Lo que no sé es cómo no se cae la gente a diario”. Como suele ocurrir en estos casos, nunca llueve a gusto de todos. La gran mayoría está  de acuerdo en que las obras se tienen que hacer, aunque algunos hubiesen preferido haber esperado a después de verano.   “Cuando esté todo arreglado nos alegraremos, pero la obra va a afectar mucho al tema del dinero, porque la gente se mosquea con el polvo y el ruido de las obras y nosotros cuando trabajamos bien es en verano, es cuando vienen más turistas y esto al final se trata de dinero; no todo es Carnaval y Semana Santa”, reconoce el encargado del restaurante italiano de la esquina, a quien le preocupa cómo va a acusar su terraza todo lo que conlleva una obra de esta envergadura. A priori trabajar durante el día no será fácil, pero tienen claro que cualquier momento “va a ser mala época". “En verano nos va afectar, pero es que una obra nunca viene bien, lo importante es que empiece y que nos quitemos el marrón cuanto antes”, añade Chari, mientras le van surgiendo más dudas. “A ver qué pasa con la carga y descarga. Es que son muchas cosas”.

En el estanco, que apenas lleva abierto un mes, no cree que los trabajos les pase factura, y prefiere mirar todo por el lado positivo. “Hombre los obreros también compran. Yo creo que será para mejor”, sostiene.  Las obras están financiadas con cargo a los fondos europeos de Next Generatio. Al quedar desierta en varias ocasiones, el Gobierno local solicitó una prórroga que fue resuelta favorablemente, con lo que deberán concluir antes de que acabe 2024 y no este 2023, tal y como estaba contemplado.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN