El tiempo en: Cádiz
Viernes 12/07/2024  

Andalucía

Kiko & Shara: "A nuestros conciertos van a ahora nuestros primeros 'fans' con sus hijos"

Kiko & Shara (Juan Manuel y Sara Gaviño) eran unos niños cuando la música de los 80 sonaba en medio mundo, pero este verano han presentado un tema “ochentero”

Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Kiko & Shara. -

Kiko & Shara (Juan Manuel y Sara Gaviño) eran unos niños cuando la música de los 80 sonaba en medio mundo, pero este verano han presentado un tema “ochentero” -TBT-, y pueden presumir de que a sus conciertos van sus "fans" de siempre, que ahora llevan a sus hijos a ver a los hermanos gaditanos.

Con esa canción recién salida del horno afrontan una gira que, entre otros escenarios, este viernes les lleva a La Algaba (Sevilla), donde se puede comprobar, de nuevo, que “hay gente que se mantiene fiel a nosotros, los que se ponen en la primera fila de los conciertos”.

Y no ha sido un camino fácil, como admiten en una entrevista con EFE, ya que el dúo pasó de convertirse en una referencia de la música desde Andalucía en 2006 a separarse en 2010, volver en 2015 y comenzar a trabajar de nuevo el complicado mundo de la música, “sacando trabajos poco a poco hasta ahora”, cuando “la gente se ha enganchado poco a poco” a seguirles de nuevo allá donde vayan.

Sí es cierto, como afirma Sara, que el parón que hicieron en su carrera en común “hizo que haya habido gente que se ha perdido por el camino”, aunque “los fieles, nuestros admiradores desde siempre, siguen estando ahí”.

La fama del dúo es indiscutible, igual que su carisma, no solo por los discos de oro que han cosechado durante su carrera, sino porque se han convertido en uno de los grupos que se asocia con la música andaluza, una “marca Andalucía” que “llevamos bien, sabiendo que tienes una trayectoria, pero a la vez una responsabilidad, que es demostrando que eres válido para perdurar en la música”.

“Se trata, sobre todo, de seguir demostrando que puedes crear música, pero buena música”, dice Kiko, lamentando, eso sí, que hoy día “es de héroes” sacar un disco al mercado, “porque la gente no los compra, hoy toda la música se escucha en plataformas, e incluso hay gente que nunca ha conocido ni sabe qué es un disco físico”.

Con todo, “la música ha perdido su esencia, es un fastidio”, y Kiko va más allá para explicar que le haría mucha ilusión sacar al mercado un disco de vinilo y que con el grupo ‘Los caños’ editó una casete, que guarda en su casa como uno de sus tesoros.

La visión de Sara es muy distinta, y aparca el romanticismo para defender que “me encantaría como concepto sacar un disco, un vinilo…, pero casi se consideraría un regalo para los admiradores más fieles, e incluso para uno mismo, pero hoy día poca gente lo va a comprar, por desgracia”.

No obstante, actualmente cuentan con cuatro discos de estudio más dos en directo, un sinfín de premios y el reconocimiento de la industria, y no solo de los profesionales del sector. Durante la entrevista, en la terraza de un hotel de Sevilla, la camarera reconoce a Sara y lo comenta con sus compañeros discretamente, pero ella se da cuenta y lo agradece.

A día de hoy, siguen manteniendo la misma fuerza y esencia tras casi más de 20 años, y en el videoclip de ‘La razón’, editado el pasado marzo, se pudo ver una estética renovada siguiendo la tendente corriente de estilo ‘aesthetic’.

Y todo ello tras superar, como el resto de sus compañeros, la dura travesía que para la industria cultural supuso la pandemia, en la que “yo solo pensaba en cómo pagar las facturas, en darle de comer a mis hijos”, dice Sara, que recuerda que en febrero de 2020 sacaron una canción al mercado, y el 14 de marzo, el primer día del confinamiento, tenían el primer concierto de la gira.

“El ser humano tienen la capacidad de verlo todo negro, pero ya estamos yendo hacia lo normal”, apostilla Kiko, y ambos disfrutan del éxito de ‘TBT’, un sencillo de sonidos electrónicos con el que los hermanos viajan al pasado, concretamente a finales de la década de los 80, que fue cumbre para disciplinas como la música, la moda y los efectos especiales, entre otros.

Para completar el proyecto retro, el videoclip que acompaña a la canción se rescatan aquellas pequeñas y sencillas cosas de la vida que la gente hacía en esa época y que hoy pasan desapercibidas con el devenir de los tiempos. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN