Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Viernes 06/08/2021

Cádiz

Detenido un matrimonio que viajaba en su coche con su hija y 12 kilos de hachís

El matrimonio, de la localidad sevillana de Bormujos, viajaba por la provincia de Cádiz en un coche con su hija de 5 años y 12,3 kilos de polen de hachís

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Guardia Civil ha detenido a un matrimonio de la localidad sevillana de Bormujos que viajaba por la provincia de Cádiz en un coche con su hija de 5 años y 12,3 kilos de polen de hachís ocultos en el interior del maletero, ha informado hoy la Guardia Civil.

El matrimonio fue interceptado el pasado 3 de mayo en el término municipal de Medina Sidonia cuando circulaban en su vehículo, un Mercedes Benz, por una de las vías principales de comunicación de la provincia.

Allí se toparon con uno de los operativos que se realizan en la zona contra el narcotráfico, al ser una de las vías más calientes tanto para el tráfico de drogas como de contrabando de tabaco procedente del Campo de Gibraltar.

Cuando los guardias de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la compañía de Vejer de la Frontera que interceptaron el vehículo fueron a identificar al conductor y su acompañante, sospecharon de su nerviosismo frente al dispositivo policial.

Los agentes decidieron entonces inspeccionar el vehículo y hacer un registro superficial de las pertenencias del conductor y su acompañante.

Su actitud nerviosa durante estos trámites despertó aún más sospechas en los agentes, que decidieron practicar una inspección del vehículo de forma más minuciosa.

"En todo momento durante la actuación por parte de los guardias civiles se primó salvaguardar el bienestar de la hija menor de 5 años que acompañaba a los detenidos", explica la Guardia Civil en su nota de prensa.

Así los agentes hallaron en el maletero del vehículo, en el interior de una bolsa de supermercado, numerosas placas de polen de hachís, cuidadosamente envasadas al vacío para tratar de minimizar el olor.

Las placas arrojaron un peso de 12,3 kilos.

Ambos fueron detenidos por un delito contra la salud pública y puestos a disposición judicial.

Fuentes de la Guardia Civil han explicado que en estos casos los agentes y el juez suelen evaluar la situación del menor para primar que no quede solo en ningún momento por lo que toman las medias necesarias en función de si existen familiares cercanos que puedan hacerse cargo del menor o favoreciendo que al menos uno de sus progenitores esté con él. 

COMENTARIOS