Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Lunes 25/10/2021

Cádiz

Demetrio Quirós: “Aún quedan sectores en nuestra ciudad que defienden lo indefendible”

Hoy se inicia una nueva fase en el proceso de cambio de nombre del Estadio municipal mediante elección popular. Demetrio Quirós nos explica las novedades...

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Demetrio Quirós, concejal de Redes, Comunicación y Transparencia en Cádiz.
  • Manteniendo Carranza se mantendrían los honores a alguien que firmó de su puño y letra las listas de fusilamiento que acabaron con más de 300 vecinos

Hoy se iniciará una nueva fase en el proceso de cambio de nombre del Estadio municipal mediante elección popular. El sistema para la votación permanecerá operativo entre las 9,00 horas del lunes y las 21,00 horas del domingo 20 de junio, según ha informado en un comunicado el Consistorio gaditano. El listado de denominaciones alternativas fue elaborado por la comisión a raíz de las propuestas realizadas por la ciudadanía en la etapa anterior del proceso.  Finalizada la elección, los resultados serán verificados y procesados, se contabilizarán los registros válidos conforme a los datos del padrón municipal y se anunciará el nuevo nombre del Estadio el próximo 24 de junio, culminándose así el proceso de cambio de nombre que se inició el 27 de julio de 2020 en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, toda vez que Ramón de Carranza, a quien hace referencia el nombre actual del estadio, fue “un personaje que participó en el golpe de Estado de 1936, que estuvo estrechamente vinculado a la dictadura franquista y contribuyó activamente en la política de depuración que llevó a cabo el régimen en Cádiz”.

Sobre este nuevo proceso hablamos con Demetrio Quirós, responsable municipal de Nuevas Tecnologías y que asume la responsabilidad de culminarlo.

¿En qué consiste el nuevo proceso iniciado para cambiar el nombre al estadio Ramón de Carranza?

–Nos encontramos ahora en el proceso final del cambio de nombre del Estadio, iniciado a me-diados de 2020. Tras la recepción de propuestas y una vez evaluadas por la Comisión formada al efecto a fin de determinar la idoneidad de las mismas llegamos al momento en el que las personas empadronadas en nuestra ciudad pueden elegir. Las opciones son: Ciudad de Cádiz, La Pepa, Gades, Bahía de Cádiz, Gadir, Nuevo Mirandilla, Tacita de Plata y De La Laguna.

¿En qué ha quedado el que ya se inició? ¿Qué falló?

–El proceso de cambio de nombre atraviesa fases diversas, la que estamos retomando es la fase final en la que la ciudadanía elige su preferido. Todo el trabajo previo a ese momento sigue siendo perfectamente válido. Recordar que la fase de elección popular, que ahora retomamos, se realizó con la misma metodología que en otros procesos, como la elección del Cartel de Carnaval, lo que hizo que quizá se prestara menos atención a aspectos formales que, a nuestro entender, no lo invalidaban. Lo que ocurrió es que aún quedan sectores en nuestra ciudad que defienden lo indefendible: que nuestro Estadio lleve el nombre de un colaborador directo del golpe de estado y la represión fascista.

El alcalde, José María González, reconoció errores en el sistema seguido para la votación y dejó caer que el nuevo se ajustará a la ley de protección de datos… ¿Qué se ha incorporado para evitar esos errores?

–El Ayuntamiento cuenta desde primeros de año con la figura del Delegado de Protección de Datos, una figura independiente y externa que vela por el estricto cumplimiento en esta materia tan sensible. En este caso concreto, todo el proceso ha sido supervisado y avalado por el DPD, cumpliendo con todas las garantías exigibles.

¿A qué se debe el cambio de área municipal para llevar a cabo este proceso?

–En esta ocasión se ha trabajado de manera coordinada entre varias delegaciones municipales: Coordinación, Nuevas Tecnologías, Participación y Memoria Democrática. Cada una de estas delegaciones ha aportado sus mejores ideas.

¿Supone este cambio un tirón de orejas para el responsable de Memoria Histórica, Martín Vila? ¿Cómo se ha tomado él este cambio? ¿Está consensuado?

–Para nada, se trata de un proyecto y un trabajo colectivo. Martín Vila y este Ayuntamiento estamos desarrollando un trabajo vanguardista en Memoria Histórica, no sólo con los cambios de nombres, sino incluso con la exhumación de represaliados del Golpe de Estado y la Dictadura Franquista que se les negó a las familias de las víctimas durante el Gobierno del PP.

En el nuevo proceso ¿estará ‘Carranza’ a secas entre las opciones?

–¿Cómo separar el nombre de su apellido, de lo que representa? ¿Cómo mantener una calle que se llamara Francisco Franco sólo con su apellido? ¿Acaso Barbate, anteriormente Barbate de Franco, podría argumentar que el apellido por si solo no identifica a una persona, y mante-ner el nombre con el recuerdo del fascista golpista? Manteniendo Carranza se mantendrían los honores a alguien que firmó de su puño y letra las listas de fusilamiento que acabaron con más de 300 de nuestros vecinos.

¿Qué plazos se han marcado para iniciarlo y sobre todo para concluir el cambio del nombre del estadio municipal?

–El proceso se inicia este lunes a las nueve de la mañana y se cerrará el domingo 20 a las nueve de la noche. Una vez cerrado el proceso de votación se realizará un cruce de datos con el padrón municipal para determinar los votos válidos y proceder a su contabilización. Todas las personas que quieran participar pueden hacerlo en la dirección:  https://transparencia.cadiz.es/nombre-estadio.

El actual presidente del grupo municipal del PP, Juancho Ortiz, asegura que si alcanzan la Alcaldía volverán a ponerle Carranza al estadio… ¿Qué opina?

–En primer lugar, quien se presenta como candidato a la alcaldía y anuncia esa como su única propuesta deja a las claras la falta de ideas y de modelo de ciudad que tiene. En segundo, quien se posiciona junto a un fascista, que perpetró un Golpe de Estado y reprimió a cientos de vecinos y vecinas de Cádiz, en lugar de posicionarse con las víctimas, con la convivencia y con la reparación deja a las claras no ya el tipo de político que es, sino el tipo de persona.

¿No hubiese sido más fácil dejar a un lado el proceso participativo y cambiarle el nombre de forma directa como se ha hecho en otras ocasiones?

–Claro que hubiera sido más fácil, pero no queríamos lo más fácil, sino lo más participativo y democrático, aunque fuese más difícil y existieran más obstáculos. Queremos que el nombre del estadio de la ciudad lo elija la gente de la ciudad, queremos que la ciudadanía participe más en las decisiones políticas.

¿Y se ha barajado la opción de un nombre nuevo consensuado con todos los partidos con representación municipal? ¿Ese consenso es una utopía?

–Eso es imposible por una cuestión muy sencilla. Existen partidos en el arco municipal que no cumplen con la Ley, en este caso una Ley tan necesaria e importante como la de Memoria Histórica.

Una de las críticas más usadas es que hay problemas más importantes que resolver en la ciudad antes del cambio del nombre del estadio… ¿Qué responde a quienes usan dicho argumento?

–Para no ser el cambio del nombre Carranza algo importante, como tanto ha repetido el PP hasta la saciedad, le están dando bastante importancia. De hecho, a pocas cosas le hemos visto tanta insistencia como dejar de rendir honores a un alcalde fascista. No es muy coherente que nos exijan que dejemos de cambiar nombres y hagan de ello una promesa electoral, dos mociones a Pleno y su mayor preocupación.  Al final va a resultar que, como hemos defendido siempre, lo simbólico si bien no es urgente, es importante. Hay un dicho popular que lo resume muy bien "no solo de pan vive el hombre", se puede luchar cada día por tratar de mejorar las condiciones de vida materiales de la gente y a la vez tratar de mejorar la forma en la que nos relacionamos y aquello que nos representa. Se puede trabajar por la garantía de suministros básicos vitales como la luz y el agua de todas las vecinas y vecinos y al mismo tiempo reconocer derechos y avanzar por conocer la historia que nos negaron. Por avanzar en la verdad, justicia y reparación.

TE RECOMENDAMOS

Demetrio Quirós: “Aún quedan sectores en nuestra ciudad que defienden lo indefendible” | Viva Cádiz. Noticias de Cádiz
El tiempo en: Cádiz
Lunes 25/10/2021

Cádiz

Demetrio Quirós: “Aún quedan sectores en nuestra ciudad que defienden lo indefendible”

Hoy se inicia una nueva fase en el proceso de cambio de nombre del Estadio municipal mediante elección popular. Demetrio Quirós nos explica las novedades...

Publicidad AiAndaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Demetrio Quirós, concejal de Redes, Comunicación y Transparencia en Cádiz.
  • Manteniendo Carranza se mantendrían los honores a alguien que firmó de su puño y letra las listas de fusilamiento que acabaron con más de 300 vecinos

Hoy se iniciará una nueva fase en el proceso de cambio de nombre del Estadio municipal mediante elección popular. El sistema para la votación permanecerá operativo entre las 9,00 horas del lunes y las 21,00 horas del domingo 20 de junio, según ha informado en un comunicado el Consistorio gaditano. El listado de denominaciones alternativas fue elaborado por la comisión a raíz de las propuestas realizadas por la ciudadanía en la etapa anterior del proceso.  Finalizada la elección, los resultados serán verificados y procesados, se contabilizarán los registros válidos conforme a los datos del padrón municipal y se anunciará el nuevo nombre del Estadio el próximo 24 de junio, culminándose así el proceso de cambio de nombre que se inició el 27 de julio de 2020 en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, toda vez que Ramón de Carranza, a quien hace referencia el nombre actual del estadio, fue “un personaje que participó en el golpe de Estado de 1936, que estuvo estrechamente vinculado a la dictadura franquista y contribuyó activamente en la política de depuración que llevó a cabo el régimen en Cádiz”.

Sobre este nuevo proceso hablamos con Demetrio Quirós, responsable municipal de Nuevas Tecnologías y que asume la responsabilidad de culminarlo.

¿En qué consiste el nuevo proceso iniciado para cambiar el nombre al estadio Ramón de Carranza?

–Nos encontramos ahora en el proceso final del cambio de nombre del Estadio, iniciado a me-diados de 2020. Tras la recepción de propuestas y una vez evaluadas por la Comisión formada al efecto a fin de determinar la idoneidad de las mismas llegamos al momento en el que las personas empadronadas en nuestra ciudad pueden elegir. Las opciones son: Ciudad de Cádiz, La Pepa, Gades, Bahía de Cádiz, Gadir, Nuevo Mirandilla, Tacita de Plata y De La Laguna.

¿En qué ha quedado el que ya se inició? ¿Qué falló?

–El proceso de cambio de nombre atraviesa fases diversas, la que estamos retomando es la fase final en la que la ciudadanía elige su preferido. Todo el trabajo previo a ese momento sigue siendo perfectamente válido. Recordar que la fase de elección popular, que ahora retomamos, se realizó con la misma metodología que en otros procesos, como la elección del Cartel de Carnaval, lo que hizo que quizá se prestara menos atención a aspectos formales que, a nuestro entender, no lo invalidaban. Lo que ocurrió es que aún quedan sectores en nuestra ciudad que defienden lo indefendible: que nuestro Estadio lleve el nombre de un colaborador directo del golpe de estado y la represión fascista.

El alcalde, José María González, reconoció errores en el sistema seguido para la votación y dejó caer que el nuevo se ajustará a la ley de protección de datos… ¿Qué se ha incorporado para evitar esos errores?

–El Ayuntamiento cuenta desde primeros de año con la figura del Delegado de Protección de Datos, una figura independiente y externa que vela por el estricto cumplimiento en esta materia tan sensible. En este caso concreto, todo el proceso ha sido supervisado y avalado por el DPD, cumpliendo con todas las garantías exigibles.

¿A qué se debe el cambio de área municipal para llevar a cabo este proceso?

–En esta ocasión se ha trabajado de manera coordinada entre varias delegaciones municipales: Coordinación, Nuevas Tecnologías, Participación y Memoria Democrática. Cada una de estas delegaciones ha aportado sus mejores ideas.

¿Supone este cambio un tirón de orejas para el responsable de Memoria Histórica, Martín Vila? ¿Cómo se ha tomado él este cambio? ¿Está consensuado?

–Para nada, se trata de un proyecto y un trabajo colectivo. Martín Vila y este Ayuntamiento estamos desarrollando un trabajo vanguardista en Memoria Histórica, no sólo con los cambios de nombres, sino incluso con la exhumación de represaliados del Golpe de Estado y la Dictadura Franquista que se les negó a las familias de las víctimas durante el Gobierno del PP.

En el nuevo proceso ¿estará ‘Carranza’ a secas entre las opciones?

–¿Cómo separar el nombre de su apellido, de lo que representa? ¿Cómo mantener una calle que se llamara Francisco Franco sólo con su apellido? ¿Acaso Barbate, anteriormente Barbate de Franco, podría argumentar que el apellido por si solo no identifica a una persona, y mante-ner el nombre con el recuerdo del fascista golpista? Manteniendo Carranza se mantendrían los honores a alguien que firmó de su puño y letra las listas de fusilamiento que acabaron con más de 300 de nuestros vecinos.

¿Qué plazos se han marcado para iniciarlo y sobre todo para concluir el cambio del nombre del estadio municipal?

–El proceso se inicia este lunes a las nueve de la mañana y se cerrará el domingo 20 a las nueve de la noche. Una vez cerrado el proceso de votación se realizará un cruce de datos con el padrón municipal para determinar los votos válidos y proceder a su contabilización. Todas las personas que quieran participar pueden hacerlo en la dirección:  https://transparencia.cadiz.es/nombre-estadio.

El actual presidente del grupo municipal del PP, Juancho Ortiz, asegura que si alcanzan la Alcaldía volverán a ponerle Carranza al estadio… ¿Qué opina?

–En primer lugar, quien se presenta como candidato a la alcaldía y anuncia esa como su única propuesta deja a las claras la falta de ideas y de modelo de ciudad que tiene. En segundo, quien se posiciona junto a un fascista, que perpetró un Golpe de Estado y reprimió a cientos de vecinos y vecinas de Cádiz, en lugar de posicionarse con las víctimas, con la convivencia y con la reparación deja a las claras no ya el tipo de político que es, sino el tipo de persona.

¿No hubiese sido más fácil dejar a un lado el proceso participativo y cambiarle el nombre de forma directa como se ha hecho en otras ocasiones?

–Claro que hubiera sido más fácil, pero no queríamos lo más fácil, sino lo más participativo y democrático, aunque fuese más difícil y existieran más obstáculos. Queremos que el nombre del estadio de la ciudad lo elija la gente de la ciudad, queremos que la ciudadanía participe más en las decisiones políticas.

¿Y se ha barajado la opción de un nombre nuevo consensuado con todos los partidos con representación municipal? ¿Ese consenso es una utopía?

–Eso es imposible por una cuestión muy sencilla. Existen partidos en el arco municipal que no cumplen con la Ley, en este caso una Ley tan necesaria e importante como la de Memoria Histórica.

Una de las críticas más usadas es que hay problemas más importantes que resolver en la ciudad antes del cambio del nombre del estadio… ¿Qué responde a quienes usan dicho argumento?

–Para no ser el cambio del nombre Carranza algo importante, como tanto ha repetido el PP hasta la saciedad, le están dando bastante importancia. De hecho, a pocas cosas le hemos visto tanta insistencia como dejar de rendir honores a un alcalde fascista. No es muy coherente que nos exijan que dejemos de cambiar nombres y hagan de ello una promesa electoral, dos mociones a Pleno y su mayor preocupación.  Al final va a resultar que, como hemos defendido siempre, lo simbólico si bien no es urgente, es importante. Hay un dicho popular que lo resume muy bien "no solo de pan vive el hombre", se puede luchar cada día por tratar de mejorar las condiciones de vida materiales de la gente y a la vez tratar de mejorar la forma en la que nos relacionamos y aquello que nos representa. Se puede trabajar por la garantía de suministros básicos vitales como la luz y el agua de todas las vecinas y vecinos y al mismo tiempo reconocer derechos y avanzar por conocer la historia que nos negaron. Por avanzar en la verdad, justicia y reparación.

TE RECOMENDAMOS