Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Jueves 21/10/2021

El jardín de Bomarzo

Una moneda al aire

 Con el pleno del pasado miércoles en el Parlamento de Andalucía se da prácticamente por concluido el curso de una legislatura

Publicado: 23/07/2021 ·
09:35
· Actualizado: 23/07/2021 · 09:35
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El jardín de Bomarzo.
Autor

Bomarzo

Bomarzo y sus míticos monstruos de la famosa ruta italiana de Viterbo en versión andaluza

El jardín de Bomarzo

Todos están invitados a visitar el jardín de Bomarzo. Ningún lugar mejor para saber lo que se cuece en la política andaluza

VISITAR BLOG

"En tiempo de guerra, cualquier hueco es trinchera".

 Con el pleno del pasado miércoles en el Parlamento de Andalucía se da prácticamente por concluido el curso de una legislatura que arrancó en las elecciones del dos de diciembre de 2018 y que arrebató el gobierno al PSOE para dárselo, por sorpresa, a PP y Cs con el respaldo de Vox tras casi cuatro décadas de gobiernos socialistas. Aunque hasta el 27 de noviembre de 2022 esta legislatura tiene vigencia, a nadie escapa la posibilidad cercana de un adelanto electoral que se podría dar o a finales del presente año o, si no es así, en la primavera del que viene; el PSOE-A, que sabe mucho de adelantar elecciones, se ha puesto el traje de campaña y con la designación de Juan Espadas como secretario general de este sábado trabaja en la idea de que las elecciones serán este año para octubre o noviembre y, si no es así, mejor -piensan-, más tiempo ganan para consolidar su recién estrenado liderazgo. Esto lo sabe el PP y aunque jura y perjura palabrita del niño Jesús que agotará la legislatura, maniobran en privado -Bendodo- manejando otros hilos porque electoralmente les viene de cine convocar este año cuando están en la cresta de la ola y porque, además, en Madrid también quieren forzar el adelanto para terminar de rematar a un Pedro Sánchez más débil que nunca ahora y que se juega parte de su futuro en lo que suceda con Andalucía, que electoralmente es ahora hacia donde se dirigen todas las miradas. Pero el que conoce a Moreno Bonilla asegura que este año no convocará, le ha costado tanto llegar a donde está que le aterra echar la moneda al aire antes de tiempo aunque el viento sople a favor. Porque las monedas las carga el diablo, piensa.

Sea ahora o más tarde el presidente del Gobierno va a venir muchas veces los próximos meses por esta tierra, todas las que en los últimos años no lo hizo porque los focos de conflicto estaban en otras comunidades y porque Andalucía es, en general, una tierra amable, poco reivindicativa, a la que se acude sobre todo cuando se la tiene que llamar a votar. Como será, en breve, el caso. Vino el sábado a un acto relámpago para respaldar a Espadas, para dar carpetazo a la etapa de Susana Díaz y para anunciar que este cambio llegará a las estructuras provinciales refiriéndose, se entiende, a las que se mantuvieron fieles a Díaz en las elecciones internas de junio -sobre todo Sevilla, donde Villalobos, presente en el acto, se hizo el sordo porque no tiene ninguna intención de abandonar el cargo al frente de la Diputación sevillana-. Sánchez sabe que las encuestas en Andalucía no le son favorables y teme una sonora derrota aquí en paralelo a su congreso federal de finales de octubre. Por eso ahora el objetivo claro es mantener el tipo en Andalucía y, por esto, vendrá muchas veces.

Juan Espadas quiere coser el partido, normal, necesita paz interior hasta tener el control total y para ello está dispuesto a consensuar futuro con todo el que proceda del otro bando y se anime a pasarse: "Me voy a encargar personalmente -dijo- de humanizar la política". ¿En el PSOE? ¿En este PSOE que cada cierto tiempo, de manera ordenada, afila sables y los vuela al viento?  En base a ello ha intentado manejar con delicadeza la salida de Susana Díaz hacia el senado, que finalmente aceptó el cargo con fecha de septiembre a pesar de que el cese de López Gil se ha hecho efectivo ahora en julio y, por tanto, pierde el salario de aquí a entonces sin que ella lo perciba; no pocos no entienden la actitud de Díaz sobre López Gil, al que ni tan siquiera en esto ha ayudado cuando muchos -de su propio entorno- se negaban a crecer que la ex presidente aceptaría el cargo sustituyendo a uno de sus hombres de confianza para quedarse con lo suyo. Para coser la cuestión Espadas le ofreció a López Gil una asesoría en el grupo parlamentario o, de manera alternativa, una en la Diputación de Cádiz bajo el mandato de Irene García -quién sabe si la sanluqueña ya tenía pensando a qué asesor del pizarrismo sustituir por López Gil...-, pero finalmente el isleño ha preferido quedarse con la plaza de asesor de Federico Fernández en San Fernando y, pudiera ser, tener así las manos libres para el congreso venidero en clave Cádiz porque no es lo mismo afrontarlo y enfrentarlo con las manos libres desde San Fernando resguardado por Patricia Cavada que hacerlo como asesor de Espadas o García. Porque de lo que pase ahí se dirimirán los cargos y las posteriores listas al parlamento, congreso y senado. El futuro. San Fernando tiene, en este sentido, aspecto de trinchera.

La Lista. Dicen que para Moreno Bonilla es la Ley más importante de esta legislatura y, de hecho, mide el calendario electoral en función de su aprobación e inicio de desarrollo. La Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía pretende reducir trámites para desbloquear problemas urbanísticos históricos en Andalucía y evitar planes generales anulados, de hecho casi 500 han sido tumbados. Para ello la Lista reunirá en un único texto la ordenación del territorio frente a los 235 textos legales actuales de la LOUA aprobada hace veinte años por el gobierno de Chaves. Agilizar la construcción desde la vertiente municipal y empezar a ordenar las más de 300.000 viviendas ilegales que existen en la comunidad son algunos de los objetivos de una Ley que se presume vital, a la que Vox negó apoyo y a la que PSOE le genera dudas sobre todo porque sabe que de su desarrollo puede colgar la fecha electoral y tampoco quiere agilizarla para, así, ganar tiempo y que Juan Espadas se airee. Esa moneda al aire que teme Bonilla a Espadas, si cabe, le asusta más.

Con todo, con los toques de queda y las nuevas restricciones para hostelería y ocio y con la tasa de incidencia disparada pero con un número de hospitalizados muy reducido, llegamos a finales de julio de un curso político intenso, atípico. Los plenos en parlamento, diputaciones y ayuntamientos de estos días cierran el año y, el que más y el que menos, empaqueta bikinis o bañadores junto al bronceador para perderse por estas playas del sur. De Huelva a Almería huele a vacaciones y en cancelar disputas y postergarlas hasta septiembre es en lo único en lo que todos siempre están de acuerdo. Al menos es algo.

TE RECOMENDAMOS