Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Lunes 18/10/2021

Cádiz

Hosteleros del Mentidero: “Con un bolardo no se peatonaliza, solo se corta el tráfico”

Sectores como la hostelería o el del taxi tienen sus más y sus menos con respecto al corte de tráfico en la plaza que pretende obtener un camino escolar seguro

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La peatonalización en la ciudad vuelve a traer cola. Si bien el cierre al tráfico de la calle Veedor generó polémicas en su momento —reanimadas este verano con los atascos generados en la plaza de San Antonio para entrar al parking—, ahora regresan las dudas ante la actuación que se desarrollará en la plaza del Mentidero.

Y es que uno de los laterales, concretamente el que da continuación a Veedor, será cerrado en las próximas semanas de la misma forma. En este caso con el objetivo de que el alumnado del CEIP Carlos III cuente con caminos seguros para llegar al centro. 

Como era de esperar, una medida como esta no podía estar exenta de polémica. Sectores como la hostelería o el del taxi tienen sus más y sus menos con respecto a esta peatonalización. 

Alberto Povedano, copropietario del bar Los Pipiolos de dicha plaza, considera que “es una chapuza” ya que la colocación de un bolardo “no me parece una peatonalización, sino un simple corte del tráfico”. Povedano señala que los coches “seguirán pasando por el otro lado y las terrazas se quedan en el mismo sitio, ocupando la mayor parte de la plaza, cuando se podría hacer una mejor distribución para que el peatón gane su espacio, las terrazas también tengan el suyo y la plaza quede más bonita y despejada para el disfrute del público”.

Los Pipiolos se encuentra justo en la parte de la plaza que no se verá modificada. Por ello cree que “es totalmente injusto” que tan solo se corte el tráfico en una da las partes. “El que sea asiduo del barrio va a decidir sentarse por el lado por el que no pasan coches en lugar de este, por donde van a pasar ahora mismo seguramente el doble de vehículos. Por lo tanto el otro lado puede verse beneficiado pero este no”.

Povedano no encuentra ninguna parte beneficiosa. “Porque, ¿qué le enseñas a los niños, que por aquella parte pueden ir al colegio por el medio de la calle pero por aquí deben hacerlo por la acera? Creo que no es la solución”, sentencia.

Esta intervención, tal y como ha señalado el equipo de gobierno local, ha sido trabajada con la asociación de vecinos del propio barrio, y fue transmitida al AMPA, la dirección del colegio Carlos III y también a Cádiz Centro Comercial Abierto. Sin embargo, los hosteleros de la zona lamentan falta de comunicación por parte del Ayuntamiento. 

En este sentido, Rafael Moguel, gerente de la Cervecería del Mentidero, piensa que desde el Consistorio “deberían haber venido a hablar con nosotros” señalando “falta de comunicación” por su parte con los hosteleros de la zona. “Aunque tengan su normativa que entiendo que hay que aplicar, lo más lógico hubiera sido que nos informaran”. 

Asimismo, Moguel  ve con buenos ojos que la plaza se peatonalice, “sobretodo para que las personas con movilidad reducida también tengan su espacio”. Por lo tanto considera la actuación como “interesante”, así como que se cierre el tramo de Beni de Cádiz “ya que es una seguridad para los niños”. También considera que podría ser beneficioso para las terrazas en el que caso de que favorezca “a que no se dé una reducción de mesas”. “Lo importante es que tengamos un sitio todos” pero para ello “el Ayuntamiento tiene que hablar con los empresarios de aquí de la plaza para que pongamos de nuestra parte y haya cordialidad entre todos”. 

Otro de los sectores que se pueden ver perjudicados es el del Taxi, tal y como ya ocurriera con el corte al tráfico en la calle Veedor. Consideran que podría hacerse de otra forma que beneficie a todos. “Yo estoy totalmente de acuerdo con que peatonalicen las calles del casco antiguo”, apunta Ramón Frade, taxista, pero “no entendemos que ese proceso esté exento el servicio público, porque hay mucha gente impedida, que no puede acceder a su vivienda, y lo más cómodo para ellos es utilizar el servicio público, en este caso el taxi”. Reitera que “no nos oponemos” pero “que se haga con cabeza”. “Vemos que continuamente nos pone trabas este Ayuntamiento”, zanja. 

Por otro lado, Jesús Gavira piensa que “más que a nosotros va a perjudicar a las personas mayores” en el sentido “de que se nos limita el acceso a la hora de hacer servicios en la misma puerta de los domicilios cuando estas personas no pueden desplazarse hasta la parada más cercana”. 

Un tercer taxista de la ciudad, Jesús González, cree que “no miran por el servicio, pero tampoco por el cliente tanto local como foráneo” y apunta que la desviación del tráfico, lejos de calmar “generará atascos” en la zona. Congestiones que “perjudicarían también a otros servicios como de ambulancias, bomberos o policía”. 

Las modificaciones se llevarán a cabo en las próximas semanas, por lo que aún es pronto para conocer cuál será la repercusión de estos cambios para ambos sectores y cuál será el futuro de la plaza del Mentidero en este camino hacia la peatonalización de la ciudad. 

COMENTARIOS