Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Jueves 19/05/2022  

Conil

La ‘Joya’ escondida de Conil

El Barrio de los Pescadores se ha convertido en un lugar con una autenticidad digna de apreciar en un municipio de gran proyección turística

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Manolita Chen, Diego Tirado y Verónica Amador.

  • La asociación de vecinos está llenado de identidad marinera todo el barrio, “para que nunca pierda su esencia”
  • Sus vecinos son gente mayor, humilde, trabajadora, luchadora, familias de pescadores que durante años han convivido en este pintoresco barrio conileño
  • El Ayuntamiento incluyó el barrio hace unos años dentro del Casco Histórico

En sus calles se respira paz y tranquilidad, como si el paso del tiempo se detuviera. La luz se cuela entre los estrechos caminos que confluyen en patios y callejones que limitan las casas encaladas adornadas del verde de las plantas y el colorido de las flores, muchas flores, que coronan las paredes de este tradicional barrio de Conil de la Frontera: el Barrio de los Pescadores.

He dedicado toda mi vida a buscar el patrimonio de mi barrio y, de hecho, me enorgullece decir que tiene mucho escondido. Sus bienes están ocultos, a la espera de que se pongan en conocimiento de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía para empezar a ponerlos en valor

Una agradable sensación te embarga al pasear por sus calles de las que surgen el olor a comida, las charlas del vecindario y el sonido del cercano mar de la Costa de la Luz.

Una armoniosa estructura de pequeñas casas bajas que aspiran al alzar la vista para vislumbrar el horizonte desde donde otear el estado del mar, como antaño hacían los marineros que habitaban las chozas que poblaban el barrio.

Como si de una postal se tratara, el que fuera el primer barrio que nació en Conil en los aledaños del recinto amurallado allá por el año 1.600, y que desde hace más de medio siglo dejó de ser una agrupación de chozas, con huertos y pozos, donde sus vecinos intercambiaban alimentos y servicios; se ha convertido hoy en día en un barrio con una autenticidad digna de apreciar en un municipio como Conil, cuya proyección turística ha ido en aumento con el paso de los años.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Emblemas del barrio

La Casa del Mar y la Cofradía de Pescadores, dos tiendas de alimentación, varios bares, el Molino y la capilla del Espíritu Santo en la que se da culto a la Virgen del Carmen, Patrona de los marineros; son junto a sus calles peatonales, patios y casas, y a sus vecinos, el mayor atractivo de este emblemático lugar.  

Un barrio que conserva su esencia hoy en día y por la que lucha desde hace casi un lustro la Asociación del Barrio de los Pescadores de Conil, una entidad presidida por Diego Tirado y que cuenta como socios con la totalidad de los vecinos que se han criado entre sus patios y calles, con la playa del Chorrillo y el Parque de la Atalaya –“pulmón del barrio”, como límites naturales. Gente mayor, humilde, trabajadora, luchadora, familias de pescadores que durante años han convivido en este pintoresco barrio conileño en el que la presión turística no ha logrado calar.

Una ardua labor que ha tenido sus altibajos cuando comenzaron a venderse casas de forma masiva  –“más de un cincuenta por ciento de las viviendas del barrio están en manos de gente de fuera”, explica Diego Tirado- y los alquileres turísticos “durante un tiempo se desbordaron”. Fue en ese momento en el que los vecinos reaccionaron para que el Barrio de los Pescadores recobrara su esencia de “barrio residencial, de gente trabajadora”, y fue también cuando el Ayuntamiento lo incluyó dentro del Casco Histórico. Los propios vecinos y propietarios de casas tomaron conciencia y “ahora se mira bien a quién se alquila las casas y, sobre todo, son los propios propietarios los que disfrutan de ellas en sus vacaciones”, añade Diego.

“La calle Cádiz es una de las más visitadas por los turistas, durante el día y la noche, miles de personas transitan por ella, pero nuestro barrio permanece estratégicamente oculto a la vista de los visitantes, para no perder la tranquilidad; no queremos que se llene de gente ni de tiendas de suvenires, todos los vecinos lo tenemos claro”, afirma Diego.

“Se trata del barrio más emblemático de Conil y mejor ubicado, a escasos metros de la playa, construido en lo alto de una loma, con vistas al mar y que se extiende hasta llegar al molino de viento”, cuenta Diego. “Las casas tienen un valor tremendo y las situaciones familiares no juegan a nuestro favor”, lamenta, ya que “se da el caso de que cuando fallecen los padres, la herencia pasa en algunos casos a cuatro o cinco hijos para los que la mejor solución es vender”.

Barrio de los Pescadores de Conil.

Identidad marinera

Consciente de ello, el objetivo primordial de la Asociación de Vecinos “es llenar de identidad marinera todo el barrio, con placas identificativas como las que ya se han colocado en las calles haciendo honor a los nombre de las mismas”. Así, nos encontramos las calle Lenguado, Sardina o Urta, con placas en las que aparece cada especie de pescado. “Además, se han colocado mosaicos, un barco cerca del molino que queremos restaurar y estamos poniendo en valor los doce pozos que se conservan en el barrio para que no se pierdan”, señala el presidente de la asociación.

Para ello, cuentan con el Ayuntamiento que “nos ayuda y atiende nuestras peticiones cuando puede, por ejemplo, colocando barandillas para los mayores, comprando macetas, arreglando desperfectos, etc.”, agradece Diego.

Asociación y Hermandad

Sin duda, la estrecha relación con la Hermandad de la Virgen del Carmen de Conil posibilita que el barrio viva sus momentos más gloriosos el 16 de julio con la festividad de la Virgen del Carmen, y el 16 de noviembre, día en el que la Virgen del Carmen visita por la noche los patios y rincones del barrio en Rosario de Antorcha por todos los marineros difuntos. No en vano, cuenta Diego “la hermandad fue creada por marineros del barrio de los pescadores, que pusieron 300 pesetas cada uno para comprar la imagen que hoy se encuentra en el Convento de Santa Catalina”.

La Asociación del Barrio de los Pescadores se sustenta de las cuotas de los socios, “aunque con el tema del COVID llevamos dos años sin cobrarlas”, señala Diego. También recibe donaciones y organiza eventos para recaudar fondos con fines solidarios –como la gala en beneficio de Juana Muñoz, nacida en el barrio- y para las necesidades de la propia entidad.

Como no cuenta con sede propia, utiliza un garaje que presta una vecina, y allí quedan para pintar macetas, cuidar plantas, hacer arreglos y organizar sus actividades benéficas y populares que empiezan a retomar a pesar de la crisis sanitaria. El barrio recuperará poco a poco la normalidad y seguirá trabajando para poner en valor la “joya escondida” de Conil.

Manolita Chen, Diego Tirado y Verónica Amador.

La Kañeja sin Tabú es la embajadora, y Manolita Chen Socia de Honor

La Asociación del Barrio de los Pescadores celebró recientemente un evento en el que Verónica Amador, más conocida como ‘La Kañeja Sin Tabú’, fue designada Embajadora del barrio. Un nombramiento que desde el colectivo vecinal se consideró de lo más idóneo “por ser la Kañeja una persona auténtica, por su relación con Conil y con el barrio; y porque al igual que lleva a Barbate y al atún de almadraba por bandera, Verónica también lleva a su Barrio de los Pescadores a sus miles de seguidores”.

Todo un honor para la macroinfluencer barbateña que recibió la noticia casi al mismo tiempo de ser nombrada pregonera de la Feria del Carmen de Barbate. “Es un orgullo para mí ser embajadora ya que conozco su tierra, su gente y, sobre todo, el barrio, tengo muchos amigos allí y muchos recuerdos”, explica. La Kañeja Sin Tabú recuerda que “desde que empezó a celebrarse la verbena, siempre han contado conmigo, y ahí estoy yo para lo que necesiten: de presentadora, para actos benéficos y rifas solidarias”. “Conil es pueblo hermano y allí se me quiere, algo que es mutuo, siempre estaré a su disposición”, declara.

También en el mismo evento de la asociación, Manolita Chen fue nombrada Socia de Honor. “Ella ha ayudado al pueblo de Conil y ahora es el momento de reconocerlo y de apoyar su Fundación y a la importante labor que realiza en defensa de los derechos del colectivo LGTBI”, declara Tirado, quien ha anunciado que la próxima gala benéfica de la asociación tendrá lugar 19 de marzo en beneficio de la Fundación Manolita Chen de Arcos de la Frontera”. 

TE RECOMENDAMOS