Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Lunes 15/08/2022  

Conil

Exclusiva

Inmaculada Sánchez: “Hay mucha dejadez, no sé si por hastío, por cansancio o por chulería”

A menos de un año para que se celebren las Elecciones Municipales, hablamos sobre la actualidad de Conil con la portavoz de Andalucía Por Sí

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Inmaculada Sánchez, concejal y portavoz de AxSí en Conil.
  • "En estos tres años hemos visto imposición, que es a lo que están acostumbrados en Izquierda Unida. Y también soberbia, que es su forma de pensar"
  • "Somos el único grupo político que dijimos que no a la zona verde. No se puede plantear una zona verde como medida de improvisación"
  • "Esa situación ha beneficiado políticamente a IU durante muchos años. Te fraccionaban hasta el pago de la sanción y claro, acababas agradecido"

A menos de un año para los comicios locales, ¿qué balance realiza de la gestión del actual equipo de Gobierno?

Esta semana hemos pedido la dimisión de la responsable de Urbanismo. Esto no nace de la nada. Ocurre que Conil no tiene suelo residencial para dar solución a la demanda que existe

–En estos tres años hemos visto imposición, que es a lo que están acostumbrados. Soberbia que es su forma de pensar y que viene dada por el tiempo que llevan y por las mayorías absolutas. Han sido tres años muy huecos, aunque es cierto que ha habido una pandemia de por medio. Pero también es cierto que se ha perdido un tiempo precioso y que ha conllevado a un problema en la organización. No existe un problema económico. Hay un presupuesto holgadísimo. Conil contaba con superávit de proyectos que no se realizaron de casi doce millones de euros, pero que han desaparecido tras varias modificaciones presupuestarias. Creo que han intentado medir los tiempos de cara a las próximas elecciones. Pero esa estrategia le ha fallado y se ha perdido un tiempo preciosísimo. Vimos como la construcción no paró durante la pandemia pero aquí todo se paralizó. Hablo de cuestiones tan simples como el repintado de los pasos de cebra. Y ahora nos vemos con el desaguisado de obras que tenemos en todo el municipio. Obras simples como la de la calle Dalia que se eterniza. O los problemas que están ocasionando en la calle Laguna a vecinos y a los comercios. Negocios que vienen de pasar una crisis durante la pandemia, por lo que muchos se plantean incluso el cierre.

 

Respecto a estas obras… ¿qué ha ocurrido?

–Son obras necesarias. El tramo debe enlazar hasta la calle Canarias. Pero vemos que solo en el primer tramo, desde la radio municipal con el corte que entronca con Rosa de los Vientos, tenía un periodo de ejecución que acaba en abril. Se incumplió y se puso una prórroga hasta el pasado 11 de junio. Y vemos el estado en el que están las obras. Ponen el suelo, luego lo levantan… se puede achacar la empresa, al encarecimiento de los materiales, pero lo que denota es falta de organización y de vigilancia. Pero si fuese solo en la calle Laguna, se puede hablar de mala suerte. Pero en la calle Trafalgar, más de lo mismo. Igual que en las obras que estuvieron meses y meses detrás del Pabellón y la Piscina, que se asfaltó y que ahora se ha roto el asfalto. Es un caos tremendo. Se han dormido en los laureles planteando proyectos que pueden parecer bonitos, como la arteria verde en Rosa de los Vientos, pero lo que hay que ver es la utilidad del mismo.

 

¿A qué se refiere?

–Pues que sobre el papel es muy bonito pero es una arteria principal de máxima afluencia al que quieren poner un solo sentido a la vía, a lo que se oponen vecinos y comercios de la zona. Es muy bonito plantear un Conil caminando, como en el centro… pero ¿qué ha ocurrido allí? Pues que todos los negocios, todos los bancos, se han trasladado a las zonas altas del pueblo. Eso ha quedado para el ocio. Incluso los vecinos han dejado de vivir allí. Puede ser ideal lo de ir caminando, pero no podemos olvidar la enorme población de Conil que vive en el Diseminado. Es más de un 40 por ciento de la población que debe desplazarse en vehículos, nos guste o no. 

 

Y aquí podemos hablar de la falta de aparcamientos. ¿La zona verde es la solución?

–Somos  el único grupo político que dijimos que no a la zona verde. No se puede plantear una zona verde como medida de improvisación sin una dotación previa de aparcamientos importante. Tienes que contemplar a esa población tuya que vive en el Diseminado. Además eres un municipio turístico al que se llega en coche o en autobús. Y ahora divides por zona el municipio y plantean la zona verde, que se puede vender muy bonita pero no ni siquiera una solución para los vecinos que desesperadamente van a ir a acogerse a ella. Y es que el número de aparcamientos planteados es menor que la demanda de las calles que se pueden acoger. A todo esto… ¿qué pasa con el resto de la población y con los vecinos del campo y con los turistas?.

 

¿Y que plantean desde Andalucía Por Sí?

–Pues que hay que ampliar los parkings. No puede ocurrir lo de la bolsa del final del paseo marítimo, que hace cuatro años ya se avisó desde Costas. Nuestra opción son los parking subterráneos en todas las zonas del municipio. Que no hablen de nivel freático porque tenemos el ejemplo de Cádiz. Y si tengo que hacer una concesión de 50 años en lugar de 20 años, pues se hace porque damos un servicio al pueblo. No pueden quitar aparcamientos en Rosa de los Vientos diciendo que plantean hacer un aparcamiento en altura en el sector C (el campo El Cachorro). Es un impacto tremendo cuando la solución son los subterráneos. Hay que gestionar con los vecinos que tengan solares. Hay que intentar otras viabilidades para que el del Mercado de Abasto no cierre a las dos de la tarde. Hay que gestionar para buscar soluciones.

Inmaculada Sánchez, concejal y portavoz de AxSí en Conil.

¿Qué balance hace de su labor como oposición?

–Como grupo político, y aquí quizás no pueda ser tan objetiva, hemos estado desde el principio de la legislatura dándolo todo. Somos gente joven con muchas ganas. Hemos estado proponiendo pleno a pleno. Creamos una herramienta como es ‘Mejorando Conil’ que ha tenido una gran aceptación y desde donde hemos trasladado más de trescientas propuestas que reclaman los vecinos. Desde lo más simple hasta cuestiones de mayor índole. Junto a ellas, hemos presentado mociones e iniciativas. Han sido de una media de dos o tres por pleno. Hemos votado ‘no’ a lo que nos parecía incorrecto, pero hemos estado ahí en situaciones que se requerían, como en las modificaciones presupuestarias porque iban inversiones positivas para el municipio. Pero como vemos en el retraso con la Edusi, o en gestiones como la de playas (que vivimos el pasado verano), lo que hay es una enorme dejadez. No sé si por cansancio, hastío o por chulería. Y eso lo percibe el vecino. De hecho hay un cambio latente en la población. Ya hay menos miedo a reclamar a pesar del control tradicional que ha ejercido este equipo de Gobierno a lo largo de muchos años.

 

¿Qué postura tienen los andalucistas respecto a las viviendas irregulares?

–Ese es el principal problema que tiene Conil. Hay cuestiones muy mal gestionadas por parte del equipo de Gobierno. De hecho, esta semana hemos pedido la dimisión de la responsable de Urbanismo. Esto no nace de la nada. Ocurre que Conil no tiene suelo residencial para dar solución a la demanda que existe. Aunque estamos excluidos de Rosam, hay casi mil demandantes de vivienda. Se hacen una o dos promociones por legislatura de 18 ó 20 viviendas. Eso no da solución. Luego vemos que es un pueblo atractivo y eso conlleva una altísima demanda también de gente de fuera que se quiere venir a vivir aquí o que invierte. Al final, muchos vecinos acaban yéndose a poblaciones cercanas porque es imposible comprarse una vivienda. Y es doloroso ver que en los pocos suelos residenciales que existen se ha dado prioridad a grandes superficies sin contemplar viviendas. Lo vemos en la Ronda Norte, que es uso residencial con bajos comerciales, pero vemos supermercado sin viviendas, un Aldi, un Burger King, también sin viviendas arriba. Está todo inventado. Si no hay suelo, el poco que hay tiene un precio altísimo.

 

Eso ha conllevado una cultura de la autoconstrucción…

–Efectivamente. Se ha motivado y fomentado por IU la construcción irregular, algo que les ha reportado grandes beneficios políticos. Esa ha sido la salida pero que nos ha llevado a una situación muy lamentable. Además, de forma arbitraria han llegado a Fiscalía algunos casos de vecinos, muchos de ellos que solo tienen esa vivienda, que viven rodeados de casas similares pero que les ha tocado y tienen sentencias de derribo y de cárcel. Evidentemente hay una irregularidad, pero es injusto que sea un tú sí, tú no.

 

Bueno, es un tú sí, y seiscientos no…

–Sí, sí, efectivamente. Es muy llamativo y exagerado.

 

Hay un joven de la localidad que está a un paso de entrar en prisión y él comenta que se fomentaba desde el Ayuntamiento para obtener votos…

–Efectivamente. Esa situación ha beneficiado políticamente a IU durante muchos años. Te fraccionaban hasta el pago de la sanción y claro, acababas agradecido. Pero ahora es un problema enorme, tanto en la dotación de servicios como en el hecho de que hablamos de una irregularidad que se ha mantenido a lo largo de mucho tiempo como solución habitacional.

 

A este joven el Ayuntamiento le dio la acometida de agua y el suministro eléctrico.

–Se ha dotado de servicios municipales a viviendas irregulares porque era una obligación ante una realidad que es el que miles de personas viviendo en esa situación. Pero no se ha dado una solución. Ha existido una total dejadez en este tema y al final nos vemos con un vecino con el agua al cuello, con una familia destrozada y con una problemática enorme. Hay mucha opacidad por parte de IU.

 

La sensación de cabeza de turco es normal sobre todo porque hay concejales, policías, funcionarios, con viviendas irregulares…

–Sí totalmente. Ha sido y es una realidad en el pueblo de Conil. Construirte una vivienda irregular era lo normal. Se ha impuesto durante más de 20 años. Y ahora vemos esa arbitrariedad tan grande sobre todo en personas que es su única vivienda… Si hablamos de que es vacacional o para alquiler, hablaríamos de otra cosa. Hay que realizar una fuerte reflexión y no realizar ruedas de prensa excusándose como me parece una falta de respeto.

 

Cambiamos de tema… Acaban de anunciar que desisten en su intención de adquirir el Granero.

–La propiedad se enteró por los medios. Es lo que he comentado de la imposición a la que está acostumbrada Izquierda Unida. El fin puede ser muy loable como es resarcir la memoria de las víctimas de la dictadura, pero ese fin se ha visto empañado por sus formas. Nos llegó a las comisiones informativas el cambio del uso del suelo de esas parcelas. Los vecinos ni lo sabían y al enterarse nos llaman a todos los grupos políticos. Nos dicen que con ellos no han hablado y que tienen un proyecto presentado en el Ayuntamiento. Es un suelo residencial y comercial en la milla de oro de Conil al que se le quería cambiar el uso a equipamiento municipal. Claro, a IU le dijimos que así no íbamos a votar a favor del proyecto. Se nos acusó de ser de derechas… pero me da igual porque yo no estoy aquí para perjudicar a los vecinos. Le pedimos que alcanzaran acuerdos pero que han sido imposibles por su despotismo total y absoluto. Se quedó sobre la mesa y en junio de 2021 lo vuelven a llevar, y el PSOE les da el voto favorable. Siguen sin llegar a acuerdos y empiezan a jugar con Los Comunes que llaman a colectivos y asociaciones para lograr apoyos. La familia se puso en pie y tras denunciar lo ocurrido en las redes, obtuvo el apoyo de la mayoría del pueblo. Y no porque no se quiera resarcir la memoria de las víctimas, sino porque no se puede tratar así a una familia. Por lo tanto, han tenido que dar un paso atrás.

 

¿Cree que tantos años de Gobierno de IU no es bueno para el pueblo?

–Lo creo porque vemos sus formas de actuar. Y vemos cómo un municipio con un presupuesto de cerca de 40 millones de euros no está a la altura de lo que debería. Si paseas por el pueblo lo ves en las calles con baches, boquetes, o los parques infantiles en estado lamentables, falta de papeleras. Aquí eso no tiene excusa.

 

¿Está agotado el proyecto de IU?

–Agotadísimo.

Como hemos dicho queda menos de un año para las municipales, ¿se va a presentar?

–Mi intención es presentarme. No sé si contaré con el apoyo de mis compañeros y compañeras, pero espero que sí.

 

Las encuestas son positivas…

–Sí, pero son encuestas. Para lo que sirven es para saber en qué área se debe trabajar más. Hay que tener en cuenta que somos andalucistas, es decir, que somos luchadores y trabajadores porque de lo contrario estaríamos en otros grupos donde se puede vivir de la política. Estamos por convicción y porque queremos algo mejor para Conil. Para nosotros Conil merece otra cosa. Las encuestas están bien, la gente nos lo dice, pero eso solo nos debe hacer estar más a la altura de las circunstancias. Ese es el primer peldaño. En las anteriores nos decían que íbamos a desaparecer y obtuvimos cuatro ediles… No te las puedes creer.

 

¿En qué basara su mensaje?

–No tenemos uno estándar. Pero podría decirse que es Conil merece una gestión decente. Nunca prometeré lo que no sé si cumpliré. Ahora sí, me comprometo a trabajar para y por el pueblo. Y ese es mi compromiso y el de todo nuestro equipo. Queremos gestionar para todo el municipio y para todos los sectores.

 

TE RECOMENDAMOS