El tiempo en: Cádiz
Miércoles 22/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

El Puerto

Un Morante con ganas, Talavante con raza y Aguado con arte y suerte, cierran la temporada

Como diría María Jiménez ´SE ACABÓ´, los Toros en El Puerto en el año 2023, una temporada en la que se han celebrado en dos semanas ocho festejos taurinos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Advertisement Publicidad Ai Publicidad Ai

Sábado 12 de agosto, cuarta y última corría a pie de la temporada taurina de verano 2023 en la Plaza Real de El Puerto. Con tres cuartos de entrada se han lidiado toros de Juan Pedro Domecq para Morante (obispo y oro): oreja y ovación; Talavante (Chenel y oro): palmitas y oreja; y Pablo Aguado (Negro y plata): oreja y oreja. Se desmonteraronMiguelín Murillo en el segundo, Trujillo y Zallas en el cuarto, y Fini y Tito en el quinto.

Como diría María Jiménez ´SE ACABÓ´, los Toros en El Puerto en el año 2023, una temporada en la que se han celebrado en dos semanas ocho festejos taurinos, dos clases prácticas, una corrida de rejones, una novillada con picadores y cuatro corridas de toros, en las que la nota predominante ha sido el `cemento en los tendidos´, salvándose el empresario de la `quema´ tan sólo en el festejo de hoy, como si a un mal almuerzo lo salvase un delicioso postre.

La Empresa Circuitos Taurinos también tendrá las riendas de la Plaza Real en próximo año, ya que el pliego así lo recoge y ellos lo han aceptado. Algo tendrán que pensar y sopesar con las autoridades locales para que los tendidos de la `Reina del Sur`, cono así denomina Carlos Zúñiga a la Plaza de El Puerto, cambien en más ocasiones su terno gris y grana por el precioso multicolor que ayer lucía. Mis ideas ya la propondré en mi próximo artículo de resumen de la temporada. 

Y ahora a informar de lo ocurrido en el ruedo:

-Morante de la Puebla: el `genio´ ha mostrado en la corrida de hoy ganas de agradar en unas de sus plazas preferidas en que otro año, y ya van una decena, no ha podido abandonar a hombros de sus partidarios.

Recibió a su primero con cadenciosas verónicas rematadas con soberbia media. Tras el puyazo realizó un quite de la misma guisa finalizándolo con una revolera. Comenzó la faena de muleta por alto con pases del telón. Continuó sobre la mano derecha con muletazos limpios y toreros. Intercaló molinentes y tincherazos con personalidad morantista. Intentó el toreo al natural pero el toro no se prestó por el izquierdo. Tras una estocada cortó una oreja.

El cuarto de la tarde salió suelto de chiqueros y ordeno a `Lili¨ (su peón de confianza) a pararlo, desde que el burel pisó el albero el diestro lo observó y estudió para ver sus posibliidades. Una vez se fijó el toro en el capote del subalterno, Morante lo lanceó por verónicas culminadas con una buena media. La faena de muleta la comenzó por alto, pero el toro que no se sintió sometido tomó `las de Villadiego´ huyendo de la lidia. Tras esta espantada y una vez los peones volvieron a meter al toro en el redil de la lidia, el diestro le dejó la muleta por bajo en la cara metiéndola en ella. Faena corta, debida a la poca bravura del toro, pero llena de detalles en la que el de la Puebla se justificó. Tras una estocada recibió una fuerte ovación.

-Talavante: hoy el extremeño se ha gustado en El Puerto. La faena a su segundo toro, ya que el primero se lesionó pronto, caló en los tendidos y levantó en varias ocasiones al respetable.

A su primer toro lo lanceó por verónicas y tafalleras rematadas con media. En los primeros pases por alto de principio de la faena con la muleta el animal se lastimó la mano derecha y el torero tuvo que coger la espada de matar.

En su segundo toro el pacense se quitó la espinita que tenía clavada tras la lesión de su primero. Lo recibió con un farol de pie y lo lanceó por verónicas intercalando chicuelinas y rematadas con media. Comenzó de manera vibrante la faena de muleta de rodillas con un pase cambiado por la espalda seguidos de unos redondos llevando prendido al toro en la banda de la pañosa rematados con un soberbio pase de pecho, que enloquecieron a los tendidos. Ya de pie prosiguió la faena con tandas desmalladas llevando al noble todo cosido a la muleta. Tandas por ambos pitones con el torero entregado y el público vociferando OLÉS. Lástima que en el primer intento con la espada recetó un feísimo `guardia´, es decir que el extremo cortante del acero asomó por la piel del toro, ya que si este accidente no hubiese sucedido las dos orejas hubiesen sido el premio a uno magna faena. Se tuvo que conformar con una, aunque el público solicitó con insistencia la segunda.

-Pablo Aguado: ´Sevillanía` este es el adjetivo con el que la labor del diestro debe ser definida es esta tarde. Un `tutifruti´ de torería sevillana derramada sobre el albero portuense.

A su primero lo recibió por verónicas con el mentón clavado en el pecho, rematada con media. El quite fue por chicuelinas finiquitadas con media belmontina. La faena de multa la basó sobre la diestra con tandas profundas. Con la izquierda también dejó detalles toreros. Tras una estocada cortó una oreja.

El último de la tarde, y de la temporada portuense, no tuvo condiciones para ser toreado con el capote. La faena de muleta fue con tandas cortas y con pases de uno en uno. El sevillano estuvo muy por encima de las condiciones de un toro que embestía a media altura sin entrega. Al entrar a matar por primera vez cobró un pinchazo quedándose en la cara del toro siendo volteado de feas maneras, una vez recompuesto del susto volvió a entrar a matar siendo también prendido y zamarreado por el toro que gracias a la Virgen de los Milagros no le hirió. Tras estos dos sustos cortó una oreja que le permitió abrir la Puerta Real.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN