Quantcast
El tiempo en: Cádiz
04/12/2022  

Jerez

Juan Marín: “Ciudadanos tiene que cambiar el rumbo y centrarse en el municipalismo”

Juan Marín ha abandonado la primera línea de la política activa. Aún no tiene decidido si su futuro pasa por la actividad pública o privada. Aquí algunas claves

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Juan Marín, ex vicepresidente de la Junta de Andalucía

Juan Marín deshoja la margarita. Tras abandonar el Gobierno de la Junta de Andalucía, en el que ha ejercido como vicepresidente y consejero de Turismo y Justicia, entre otras funciones, durante casi cuatro años, asegura que no ha parado de recibir ofertas, tanto desde el ámbito privado como desde el público para seguir desarrollando su labor profesional, alejada ahora del primer plano de la política. En esta entrevista casi desliza cuál puede ser su destino inminente, muy vinculado al de una de las responsabilidades que asumió en el Gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, pero también habla del futuro de la formación naranja y de la paralización de determinados proyectos condicionados por el adelanto electoral en Andalucía.

“Tengo ofertas desde lo privado y desde lo público. Lo que tenga que ver con la gestión me atrae. Me han propuesto ser candidato a la Alcaldía en Sanlúcar, pero no es el momento”

Lo primero, ¿cómo está?

–Me encuentro muy bien, estoy disfrutando muchísimo en este mes y pocos días que llevo fuera de esa primera línea de la política, en este caso andaluza y nacional, y haciendo cosas que se me habían olvidado, muchas de ellas disfrutar con los amigos, con la familia, hacer lo que me apetece en cada momento y, por supuesto, sigo al día de todo lo que sucede porque es mi vida, es lo que me apasiona, la política, y en este caso, viéndola desde la distancia, desde otra perspectiva completamente diferente a lo que lo hacía hasta hace apenas un mes y medio, y feliz, me encuentro muy feliz.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

¿Cómo se pasa de ser vicepresidente de la Junta de Andalucía a estar fuera de la política?

Es muy fácil, la gente no te vota y te tienes que marchar.

Pero en lo personal, ¿cómo se pasa, cómo se encaja ese cambio?

Bueno, pues muy bien, muy bien. Mi paso por el deporte, que sigo en él, que es mi verdadera pasión, y eso muchas veces me condiciona porque sigo entrenando en Mairena un equipo de juveniles de vóley, me ha enseñado a que cuando el contrario gana hay que felicitarlo, hay que respetar ese resultado, y que sencillamente hay que pasar al siguiente partido, y en este caso a la siguiente etapa. He estado en política, en primera línea, he tenido el honor y el orgullo de, en un momento muy complicado y muy difícil para Andalucía como era estos últimos cuatro años donde la pandemia azotó de una forma brutal a la inmensa mayoría de los andaluces y de los españoles, he tenido el honor de poder ayudar y de poder contribuir en un momento tan delicado a que Andalucía pudiera salir adelante, y ahora sencillamente son otras las personas que asumen esa responsabilidad. Y lo hago de una forma muy natural, muy normal, como yo creo que debe ser la política. En ningún momento he mirado por mi interés personal, ni por el de mis siglas, sino fundamentalmente por intentar ayudar a la gente. Y no me arrepiento absolutamente de nada, que es lo importante. He terminado una etapa, en la que he hecho un trabajo como honestamente creí que se debía hacer. Creo que el resultado para los andaluces ha sido bueno, aunque para Ciudadanos y para Juan Marín haya significado dejar la vida pública.

Desde esa perspectiva nueva ¿cómo se ve el arranque del curso político?

Pues lo estoy viendo con mucha expectación, pero sobre todo mucha preocupación, porque es verdad que hemos pasado una situación económica y social muy dura, que parecía que el año 2022 iba a ser un año de recuperación importante donde íbamos a crecer en torno a un 5 o un 6 por ciento, eso decía todos los observatorios y todos los indicadores económicos, y hemos visto como esta misma semana esos resultados no son lo que previsiblemente iban a ser, y ahora mismo nos situamos en un crecimiento en el caso de Andalucía de un 2,5 para este 2022, incluso dos décimas por debajo de la media nacional. Es preocupante que esa situación pueda derivar en más conflictividad social,  y sobre todo con un IPC galopante, con una inflación que no son capaces de frenar, en este caso los poderes económicos y políticos de nuestro país, y que al final va a llevar a un empobrecimiento de la inmensa mayoría de las familias. Eso requiere una respuesta, y una respuesta inmediata. Y lo que vengo escuchando no me gusta. Aquí a todo se le da patadas hacia adelante, fundamentalmente porque ahora venimos de un periodo electoral autonómico, pero nos metemos en unas municipales y en muchas comunidades autónomas en unas autonómicas, que yo creo que van a ralentizar precisamente ese crecimiento, esa recuperación que deberíamos en este caso tener mucho más adelantada. Así que lo veo con preocupación, y me imagino que la inmensa mayoría de las personas que no estén escuchando ya lo estarán notando en la cesta de la compra, estarán viendo cómo sus hipotecas están subiendo, no sabemos con lo que pase en Estados Unidos si los tipos de interés van a subir más aquí. Hay algunos analistas económicos, ayer mismo me reuní en Sevilla con algunos de ellos, que hablaban que pueden subir los tipos de interés en torno al 2,5 o 3%, no al 1,75 como se preveía por el Banco Central Europeo, y eso va a dificultar mucho que las familias puedan salir adelante. Así que los gobiernos, en este caso el autonómico igual que el nacional, tienen que tomar decisiones de forma inmediata. Y para eso están los presupuestos, y no he escuchado hablar de presupuestos, ni al Gobierno de la Junta en estos últimos meses, ni tampoco por supuesto al Gobierno de España. 

Además que fue lo que motivó un adelanto electoral.

Sí, se supone que ese era el objetivo, y espero y estoy seguro de que el presidente lo contempla. Yo creo que hay que empezar a hablar de cómo unos presupuestos que vamos a crecer económicamente menos de lo previsible, con lo cual la previsión de ingresos también será menos, cómo van a dar cobertura a todas esas necesidades que se vienen encima.

¿Y cómo ve ese nuevo Gobierno de Juanma Moreno?, ¿lo ve fuerte?

Bueno, veo un Gobierno de continuidad. Faltamos algunas personas que hemos sido, yo creo, importantes en esta última etapa, en este cambio que se ha dado en nuestra comunidad autónoma. No está Elías, que como bien saben está ya en Madrid, no está Juan Bravo, que creo que hizo una labor muy difícil, yo se lo he reconocido a él personalmente, porque en un consejo de gobierno igual que en cualquier ayuntamiento, pero especialmente en la Junta de Andalucía, el consejero de Hacienda es el que se lleva todos los palos de todos los compañeros, porque todo el mundo le pide que haya fondos, que haya recursos, y lógicamente es el que tiene la labor más complicada, y Juan creo que va a ser una pieza muy sensible dentro del nuevo Gobierno al no estar, está también en Madrid, por supuesto yo y mis compañeros, salvo Rocío Blanco que sigue en Empleo, tampoco seguimos y creo que en líneas generales va a ser un Gobierno de continuidad marcado principalmente esta legislatura por las convocatorias electorales. Están las municipales con fecha, están las autonómicas con fecha, y las nacionales, eso puede hacer que prácticamente casi la mitad de la legislatura se vaya prácticamente en periodo electoral y eso ralentiza la acción de un Gobierno y sobre todo la posibilidad de tomar decisiones, porque la inestabilidad que crea cualquier periodo electoral es importante a la hora de las finanzas. Así que creo que esa va a ser la segunda pandemia. Ayer hablaba algún dirigente político de que estamos en una nueva pandemia, en este caso social y económica, provocada por la guerra de Ucrania, por el encarecimiento de los precios de los combustibles, del gas, todo eso es cierto, pero yo creo que los gobiernos están para tomar decisiones, para proponer soluciones, y no sencillamente para echarle la culpa a otro. Y eso a mí nunca me ha gustado.

Y usted ha tomado una decisión sobre su futuro.

Sí, que no voy a estar en primera línea de la política seguro. Lo dije la noche electoral, como he dicho antes, he tenido la gran suerte de haber podido ser vicepresidente de la Junta de Andalucía, y ahora toca una nueva etapa, y esa nueva etapa para mí tiene unos condicionantes muy claros, y seguro que las personas que me están escuchando sin son padres pues lo entienden, yo ahora quiero estar cerca de mis hijos. Para mí es lo más importante. Mi madre, que todavía vive, mis hermanas, mi familia, mis hijos, y también mis amigos y mis aficiones. Le he dedicado muchos años de mi vida a lo público, y ahora creo que es importante que cualquier nueva etapa que ponga en marcha sea desde lo privado, desde la parte pública tengo, como bien sabes y yo no lo he ocultado nunca, diferentes opciones afortunadamente para poder decidir, pues tienen que ver con la localización cercana a donde estén mis hijos y, sobre todo, con cuestiones que a mí me llenen también, estoy en una etapa de mi vida que soy muy mayor.

¿Y qué le llena a usted?

Yo soy un hombre que siempre me he caracterizado por estar dentro del mundo de la empresa, del deporte, del turismo, del comercio, esa es mi pasión, eso es lo que domino. Recuerdo que cuando estaba en Sanlúcar, yo fui presidente de la Asociación de Comerciantes, de empresarios, estuve en la Cámara de Comercio, he estado siempre vinculado a la CEA, a las organizaciones empresariales igual que al mundo del deporte a nivel federativo y a nivel de club y como entrenador y como jugador, y el turismo pues también porque yo pienso que el turismo va mucho más allá de lo que pueda representar un sector estratégico. El turismo es transversal hoy en Andalucía, y en provincias como Cádiz se ha demostrado, transversal a lo que puede ser cualquier materia que al final se traduce en generación de riqueza, de empleo y de bienestar. Entonces, tiene que estar ahí, no me veo en ninguna otra faceta como he escuchado por ahí muchos comentarios, y será en ese ámbito en el que yo me mueva.

¿Defensor del pueblo no?

No.

¿Portavoz del Gobierno no?

No.

¿Tiene un plazo para tomar la decisión?

Sí.

¿Cuál?

Aproximadamente a mitad de octubre, el 15 de octubre, porque ahora estoy sencillamente viviendo un poco y reorganizando mi vida, y para esa fecha ya tendré una residencia fija y podré organizar todo lo que me queda y también algunas cuestiones familiares que tengo pendientes, así que para esa fecha tomaré una decisión y te la daré a conocer de inmediato, Ana.

Contésteme a esto, ¿le tienta volver a la Junta en un cargo no político? ¿Le tienta, le atrae? Habla usted de lo preocupante de la situación, está usted perfectamente puesto. Me ha dicho antes además que recibe informes, que decida un tiempo al día en seguir todo esto, ¿le tienta poder gestionar desde lo público en un cargo técnico, no político?

Desde la gestión sí, si es una parte técnica sí, claro que sí. Pero la parte política no, yo creo que eso ya les corresponde a otros y otras que evidentemente tienen esa responsabilidad. Yo he tenido la oportunidad de trabajar con ellos estos años y hay gente magnífica. Si nombro a algunos se me puede quedar alguno fuera. Carmen Crespo ha hecho un trabajo fantástico en materia de agricultura, de medio ambiente y de agua, igual que Marifrán Carazo en materia de infraestructuras. Gente con la que he trabajado muchísimo. Ahora hay nuevos consejeros en las materias que yo llevaba, a José Antonio Nieto lo conozco hace mucho tiempo y he hablado con él en varias ocasiones, incluso ha incorporado algunos compañeros que eran de mi equipo a su equipo de trabajo. Creo que ahí, dándole tiempo y dándole confianza a este nuevo ejecutivo también se podrá hacer un magnífico trabajo y es labor de ellos. Todo lo que tiene que ver con la parte de gestión, que a mí me apasiona, me encanta, de crear equipos, de crear nuevas oportunidades, nuevas ideas, nuevos proyectos, eso sí me atrae.

Tiene ofertas privadas, nos consta, tiene ofertas públicas relacionadas con las cosas que a usted le gustan, además de gestión, como usted ha dicho. No ha tomado la decisión, la tomará el 15 de octubre, ¿le tienta más, se ve más en lo público o en lo privado?, a día de hoy.

Te diría que fifty fifty, siento decírtelo así. En lo privado, que es de donde vengo, hay muchas oportunidades en un momento como éste donde se están desplegando grandes inversiones, especialmente en el ámbito del sector turístico, del desarrollo de nuevos suelos, con la nueva ley del suelo, y eso, lo que es construir, diseñar, crear, eso me apasiona. Y también te voy a decir una cosa, se gana bastante más dinero en lo privado. En lo público, por esa vocación de servicio público que siempre he tenido desde que empecé, pues también, pero sinceramente, la localización de dónde se va a desarrollar el trabajo y los lugares donde voy a poder trabajar tienen mucho  más peso ahora que todo lo demás.

Esta semana estaba Antonio Sanz en el estreno de Acento Andaluz con Fernando Pérez Monglió, y Fernando le preguntaba sobre la posibilidad de que Teófila Martínez vuelva a ser candidata por el PP a la Alcaldía de Cádiz. Le pregunto, ¿a usted le han propuesto, le han preguntado si le gustaría, si eso ocurre, presidir la Autoridad Portuaria de Cádiz? 

No, no. A mí me han ofrecido la posibilidad de yo plantearle al presidente, así me lo dijo Juanma, cuáles eran mis intenciones, pero no. Sí me han propuesto, por ejemplo, ser alcalde de Sanlúcar de Barrameda, que sería todo un honor, por distintas opciones políticas. Pero bueno, no es el momento. En política es muy importante gestionar los tiempos. Y a veces la inmediatez te hace tomar decisiones que al final suelen ser erróneas, y yo no quiero equivocarme en este momento de mi vida, a lo mejor lo podía haber hecho con 40 años, pero ahora quiero ir más a lo seguro, permítemelo decir así.

¿Es una opción presentarse en Sanlúcar a las municipales?

Bueno, es una ilusión más que una opción, porque yo creo que a cualquier político le hace especial ilusión el poder ser el alcalde de su ciudad, y a mí eso es una cosa que siempre me ha atraído. De hecho estuve ocho años de primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, y no descarto volver a esa opción, pero no en este momento.

Y bueno, ya si le pregunto que por qué partido lo haría, ni me contesta, ¿no?

Pues tampoco lo sé. Me estás haciendo unas preguntas muy complicadas. Mira, yo estoy en Ciudadanos, y soy afiliado de Ciudadanos, yo me presenté a las municipales en Sanlúcar por ciudadanos independientes de Sanlúcar, fue una plataforma social que creamos en Sanlúcar que estuvimos gobernando ocho años y después se integró en Ciudadanos. Siempre lo he hecho por ahí. No lo he hecho de otra forma, por muchos cartelitos y muchas historias que hayan salido de mí. Yo creo que, si este proyecto político sigue adelante y lo hace con fuerza, en un futuro no descarto esa opción.

¿Usted cree que Ciudadanos tiene futuro?

Sí. Yo creo que las ideas, los principios y los valores de Ciudadanos no han cambiado. Y además creo que lo comparten infinitamente muchas personas que han votado a otras opciones políticas. De hecho, hoy todo el mundo quiere ser de centro, todo el mundo quiere ser moderado, todo el mundo quiere incorporar el término liberal a su ideología. Siempre ha habido conservadores y ha habido socialistas, ahora hay conservadores liberales y socialistas liberales, pero el espacio liberal existe. El problema es que quizás, quizás no, seguro, no lo hemos hecho bien. Si lo hubiéramos hecho bien, pues estaríamos ahí. Porque a mí todo el que me para por la calle me dice, “es que vosotros sois necesarios”, ya, pero no nos han votado. Entonces al final ha fallado la forma de gestionar, ha fallado la forma de comunicarlo, y ahora se está en un proceso precisamente de análisis interno, con un proyecto de refundación que preside Inés, la presidenta del partido, y que tendrá un congreso entre diciembre y enero, y a partir de ese momento veremos un poco cuál es el futuro de Ciudadanos. Pero claro que las ideas y los valores no han cambiado. Mira, yo lo he dicho en alguna ocasión, y muchos a lo mejor no me han captado el mensaje, pero no hace falta tener un carnet político para votar una opción política, si no, los que son del Psoe no hubieran votado al PP, y ha habido muchos que lo han votado. Y yo no necesito carnet de Ciudadanos para sentirme liberal. En absoluto, lo voy a seguir siendo toda la vida. Porque creo en la igualdad de oportunidades. Claro que el proyecto tiene futuro. Qué ocurre, pues que probablemente haya que cambiar personas, haya que cambiar estrategias, haya que el mensaje.

¿Es necesario un relevo en la presidencia?

Bueno, en la presidencia creo que Inés es la persona que mejor nos puede representar en estos momentos. Pero también depende de ella, no solamente de mí o de lo que pensemos los afiliados. Si ella se siente con fuerza y con ganas estoy seguro de que puede llevar a cabo esa refundación. Y si no, pues para eso están los órganos internos y habrá un proceso donde habrá primarias, según le he leído a ella misma, y tendrán que decidir los afiliados. Pero sí es cierto que hay que cambiar el rumbo, porque si no cambiamos un poco el rumbo y nos centramos más en el municipalismo, en crear una estructura a nivel de territorio más fuerte, más sólida, va a ser muy difícil aguantar los cimientos.

Hemos dicho que es un año muy complicado en lo económico. Había una cierta esperanza con los Fondos Europeos, yo no sé si por cambiar los modelos productivos o por incentivar e impulsar a algunos, por darles un cambio. ¿Le preocupa la gestión de esos fondos en Andalucía? ¿Cree que se está haciendo bien?

Bueno, yo pienso que se ha hecho bien lo que pasa que ahora se ha ralentizado. También hay un problema añadido, la incertidumbre que tenemos con un Gobierno de España que ayer mismo la Unión Europea le amenazaba, entre comillas, con retirarle los 70.000 millones de los NEXT que vienen para créditos si no se llevaba a cabo la renovación del CGPJ. Porque realmente hay situaciones que en política nacional están influyendo mucho a la hora de esa confianza con el resto de Europa y a la hora de la distribución de esos fondos. Ahora a mí lo que más me preocupa de los NEXT es la lentitud con la que se están gestionando en todos los ámbitos.

Pero le pregunto por si ve que es un problema de Andalucía o generalizado en todo el país.

Es un problema muy generalizado en todo el país. Pero aquí en Andalucía hemos tenido unas elecciones autonómicas que durante tres o cuatro meses, desde que se convocaron hasta ahora que se está conformando el nuevo Gobierno, todavía se están nombrando delegados provinciales y cargos de coordinadores provinciales y muchos cargos que tienen mucho que ver con la ejecución de estos fondos. Esos tres o cuatro meses queramos o no se ha ralentizado, se paralizado estas cuestiones. Te pongo como ejemplo la provincia de Cádiz, los fondos de sostenibilidad turística. Hay tres proyectos clave, el de la Sierra de Cádiz, el de Conil, proyecto de sostenibilidad que además fue el segundo con más puntuación técnica que hubo de todos los que se presentaron en Andalucía, y el del Sherry de Jerez. Este tipo de proyectos que a estas alturas deberían estar ya como mínimo licitados y adjudicados, en algunos casos todavía no se han licitado. Esos retrasos de tres, cuatro o cinco meses mínimo. Y todos tienen que finalizar su ejecución antes del 31 de diciembre de 2023. Si nuestras relaciones con Europa son buenas, son fluidas, no hay ningún problema, pues se puede solicitar por parte del Gobierno de España, que lo va a tener que hacer sí o sí porque no le va a quedar otro remedio, una ampliación, una prórroga de esos plazos. Si realmente tenemos dificultades, pues va a haber un nivel de exigencia que al final a lo mejor algunos no pueden cumplir. Tenemos los fondos europeos de la ITI de Cádiz. Todos esos proyectos, o los planes de grandes ciudades que no se están ejecutando, necesitan de una agilización, y ahí algunas administraciones, ayuntamientos incluidos, están optando por la externalización, que no lo veo mal, dentro de esos fondos vienen unos recursos para poder externalizar y poder gestionar más rápido, eso repercutirá en que haya más infraestructuras para que realmente se genere riqueza en un territorio y se recupere antes la economía que es para lo que vienen los NEXT, los 170.000 millones de euros venían para eso.

El PP dijo que contaría con equipos de Ciudadanos, no ya los consejeros, sino equipos de Ciudadanos. ¿Se ha hecho?

Equipos no, personas sí.

Pero en ese sentido, ¿siente que están haciendo lo que habían dicho?

Bueno, creo que hay equipos que se están desmontando que deberían haber continuado.

¿Eso puede afectar a algún proyecto?

Especialmente, y lo digo desde el conocimiento que tengo ahora mismo, en Empleo, por ejemplo, e incluso en Turismo, pero especialmente en Empleo, que es el principal problema que tenemos en Andalucía, había unos equipos en las delegaciones provinciales muy técnicos y muy buenos y en algunos casos se están desmontando y me temo que los nuevos tardarán un tiempo en poder coger ese ritmo  y sobre todo en los proyectos importantes.

Cuando usted estaba en el Gobierno fue cuando ya se comprometió el Hospital de Cádiz, Valcárcel, ¿hay algo de eso?

Valcárcel, por las noticias que tengo, está ahora mismo en un punto de salida. Punto 0, diría yo. Ahora se plantea por el nuevo consejero de Universidad una reunión a cuatro bandas con Ayuntamiento, Diputación, Universidad de Cádiz y Junta de Andalucía para intentar retomar ese proyecto para poder llevar allí la Facultad de Ciencias. Es una lástima, pero sigue ahí, y yo creo que hay un enquistamiento más por la confrontación política que por cuestiones técnicas. Y por lo demás, no me preocupa mucho la continuidad, sólo me preocupa la agilidad, que es muy diferente. Ahora hace falta soluciones, y soluciones rápidas. Y ahí hacen falta equipos de gestión que realmente pongan en marcha esos proyectos de forma inmediata. No podemos seguir perdiendo el tiempo. Acabamos de pasar una pandemia, ahora estamos en una situación complicada, y realmente la gente necesita soluciones. El Hospital de Cádiz, pues ocurre exactamente lo mismo. La Ciudad de la Justicia de Cádiz, que la dejamos firmada afortunadamente en septiembre del año pasado el alcalde y yo, ahora se plantea una modificación de los nuevos equipos sobre las dimensiones del proyecto. Pues eso es una adenda al convenio, pero al menos está firmado y se puede continuar.

La de Jerez no se hará, ¿no?

La de Jerez no lo sé. En esta legislatura lo veo complicado. Pero sí, por ejemplo, el traslado de los juzgados de El Puerto de Santa María, que también lo dejamos cerrado, o el proyecto de la nueva sede judicial de Algeciras, que también quedó cerrada. Todo eso sí está ya en ejecución, con lo cual estoy tranquilo porque todo lo que se ha firmado, avanza, lento, pero avanza.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN