Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Jueves 09/02/2023  

Málaga

Exclusiva

Noche de sobresaltos en La Cala del Moral al calcinar el fuego dos coches estacionados

Policía Local y Bomberos han tenido que emplearse para que el fuego no se propagara a otros dos vehículos

Incendio activo.

Revuelo en la calle.

Extinción del incendio.

Tras ser sofocado.

  • Los dos coches incendiados, que se encontraban debajo de un puente peatonal, han quedado totalmente calcinados

Dos coches han quedado totalmente calcinados en la Cala del Moral en un incendio que ha sobresaltado al vecindario, ha precisado de la intervención de una dotación de Bomberos del Consorcio Provincial y ha obligado a la Policía Local a cortar un puente peatonal del Paseo de Blas Infante bajo el cual se encontraban los vehículos siniestrados.

Sobre las doce de la noche, la tranquilidad de la calle San Juan se ha visto alterada al iniciarse un incendio en un vehículo que posteriormente ha afectado a otro más y que ha dejado a ambos calcinados. Además, otros dos turismos más, un utilitario y un todoterreno, que se encontraban en el lado opuesto al de los coches siniestrados, también han podido sufrir daños por el calor de las llamas.

Hasta la llegada de los bomberos, agentes de la Policía Local de Rincón de la Victoria han refrescado los dos vehículos del lateral para que no se propagaran más las llamas que han sido muy vivas y han afectado a dos bicicletas aparcadas encima sobre el puente y también al mismo.

A su llegada, los bomberos han debido empelarse a fondo porque pese a sofocar con relativa rapidez las llamas, debajo de uno de los dos turismos afectados se han reproducido en un par de ocasiones, según algunos testigos presenciales, en la zona del depósito de gasolina.

Los bomberos han tenido que evacuar la intensa humareda negra provocada por el incendio de los vehículos que se había acumulado debajo del paso peatonal y han procedido a la inspección ocular de los mismos y de la zona, así como del puente que ha tenido que ser refrescado por la parte de su bóveda.

Mientras la zona iba recuperando la calma y volvía la normalidad de la noche, el sentir de muchos vecinos y vecinas era claro: “Un coche no sale ardiendo solo”.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN