Quantcast
El tiempo en: Cádiz
Martes 27/09/2022  

San Fernando

Salva Ballesta: "Soy un tío que no aspiro al medio pelo, yo siempre quiero lo máximo"

El nuevo entrenador azulino dejó numerosos titulares durante su puesta de largo en el Estadio Iberoamericano

Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • El maño asume con naturalidad toda la presión y el ruido mediático que se ha generado tras su fichaje

Salva Ballesta ha sido presentado este miércoles como nuevo entrenador del San Fernando CD y, como cabía esperar, el maño ha dejado cientos de titulares y que va a dar mucho juego, tanto en el terreno de juego como fuera de él.

Tiras de lista y vez el equipo que ha confeccionado David Vizcaíno, y yo creo que todos los jugadores de esta plantilla les gustaría tenerlos cualquier otro equipo"

Una puesta de largo en la que estuvo acompañado por el presidente de la entidad isleña, Louis Kinziger, y el director deportivo, David Vizcaíno, quienes contaron todos los pormenores de cómo se fraguó el fichaje de Ballesta, así como la marcha de Nacho Castro, con el que finalmente se ha llegado a un acuerdo en la mañana de este mismo miércoles.

Vizcaíno dejó claro que la elección del nuevo técnico obedece claramente a dar un giro completo a la situación deportiva, “que no quiere decir que Salva Ballesta sea mejor o peor que Nacho, o viceversa, simplemente pensamos que hacía falta un cambio y a Salva lo conozco perfectamente y nos daba eso que buscábamos”, mientras que a Castro le deseó toda la suerte del mundo, estando convencido de que tiene condiciones para altas cotas dentro del mundo de los banquillos.

Las primeras palabras del verdadero protagonista ya como entrenador del San Fernando fueron “la verdad que es un día muy bonito para mí, muy importante. Quiero agradecer tanto al presidente como a David la confianza que han depositado en mi persona. No tengo dudas de que vengo a un club histórico, un club con un gran potencial y un club en el que la propiedad actual me ha trasmitido unas ganas inmensas de crecer en todos los aspectos, no solo en lo deportivo. Tienen la ilusión de llevar a esta entidad a cotas importantes y yo creo que además es una ciudad con una afición tremenda, con muchas ganas de fútbol, algo que se respira por todos sitios y eso le llega al jugador. Ahora lo que tenemos que conseguir entre todos es devolverles esa ilusión y trabajar para ir en consonancia a la idea de los propietarios”.

Salva Ballesta dio sus impresiones sobre la primera toma de contacto que ha tenido con la plantilla en Sancti Petri durante el entreno. “No se trata de un momento en el que coges al equipo en una situación crítica, como en años anteriores, y con una disponibilidad y unas ganas tremendas. Si es verdad que tengo la suerte de conocer a gente, a jugadores que he entrenado y con los que he compartido vestuario, y está claro que cada vez que viene un nuevo entrenador hay que implantar ideas nuevas, pero yo soy un tío que me gusta quedarme con lo bueno que hay e intentar implantar cosas nuevas. El entrenamiento ha sido dinámico, me ha gustado la disposición de la gente y soy consciente de que este equipo tiene una grandísima plantilla. Yo siempre digo que el trabajo y el éxito no son fruto de la casualidad, sino que van unidos al sacrificio, a la constancia, al amor a la profesión que estás desarrollando, a no dejarse nada en cada entrenamiento y luego hay un factor fundamental que es clave en cualquier profesión y en la vida que es la suerte. Por gracia o desgracia los que estamos aquí hemos elegido una profesión en la que muchas veces el que no dedica tiempo o esa ilusión le entra la pelota, o al revés, el que le dedica mucho tiempo, ganas o constancia y la pelota no entra…, eso es lo que te va a marcar. Sí que es verdad que te tienen que dar herramientas para conseguirlo, pero el facto suerte también es importante”.

Llegados a este punto de la presentación, el nuevo míster azulino no se anduvo un rodeo y lanzó un órdago. “Yo soy un tío que no aspiro al medio pelo, no aspiro a mitad de la tabla y quiero lo máximo. He tenido la suerte que con un equipo como el Algeciras, sin tener una de las mejores plantillas, se han conseguido los objetivos…, yo no voy a renegar de que mi ilusión y mi sueño, porque hay capacidad, es conseguir el ascenso. En el día a día no voy a pensar en otra cosa. Yo soy un tío que cuando pongo un pie en el suelo por la mañana cuando me levanto mis revoluciones y mi corazón van a 180 por hora y no bajan hasta que me acuesto, en todo, tanto tomándome una cerveza como entrenando y yo no concibo otra cosa. Eso es lo que trasmito a mis jugadores y el que vaya en esta línea está en mi barco, y el que no pues…, pero tango jugadores, como cuerpo técnico, ayudantes, aquí hemos empezado el recorrido con el motor a tope y hasta que no acabe el año, no se recorta”.

Salva Ballesta señala que “no creo que se piense que estoy vendiendo la burra, lo que digo lo creo porque hay una grandísima plantilla y se pueden lograr cosas importantes. También digo que la categoría es brutal, con equipos muy importantes. Que es verdad que el San Fernando ha empezado y ya tiene dos tropiezos, pero yo no he tenido la sensación de que sea un equipo que no pueda aspirar. Tiras de lista y vez el equipo que ha confeccionado David Vizcaíno, y yo creo que todos los jugadores de esta plantilla les gustaría tenerlos cualquier otro equipo. Ahora bien, yo si sé de algo es de esto y siempre dos más dos no van a hacer cuatro, siempre hay algo ahí que te hace que la suma no sea la correcta, hay muchos condicionantes para que se dé un buen trabajo de resultados, pero esto se trata de que entre la pelota. Necesitamos el apoyo de todo el mundo, sobre todo los jugadores, que necesitan del calor de la afición, que ya de por sí cuando yo he venido a jugar aquí lo he podido comprobar lo pesado que son animando al equipo”.    

Lo que está claro es que su fichaje ha despertado una tremenda expectación hasta el punto de que en Twitter en la tarde de este martes llegó a ser tendencia nacional, sobre todo por la controversia que ha generado su llegada y no por cuestiones deportivas precisamente. El míster admitió incluso que desconocía la que se había liado en redes sociales. “A lo extradeportivo yo no le hago mucho caso, porque pienso que hay un desconocimiento total y se agarran a situaciones que son totalmente erróneas, pero bueno, yo no puedo entrar en eso y ya está. En el aspecto deportivo, por mi profesión en la que llevo tantos años, el tema de los medios y la presión, lo he tenido que soportar ante 70.000 personas y no hay ningún problema. Sé vivir con la presión pero en todos los sentidos, y cuando tienes tres niños más todavía. En todos sitios los recibimientos tienen una cara A y una cara B, e incluso yo tengo mis opiniones según de la persona que se trate y más en el mundo del fútbol. Sabemos que en todos los rincones del mundo hay entrenadores y todo el mundo cuando entra en un estadio quiero jugar a entrenador, que me parece muy bien porque forma parte del espectáculo, pero cuando tienes un cargo de responsabilidad tienes que tomar decisiones. Yo, en ese sentido, no soy una persona dictatorial, tengo mi equipo de trabajo y aquí opina todo el mundo, hasta los mismos jugadores. Esto es una familia y los éxitos del equipo van a ser de todos”.

Salva Ballesta también fue cuestionado sobre Caballero y su salida la pasada temporada del UCAM Murcia siendo él su técnico. “Su salida se debió a otros condicionantes como la necesidad de liberar ficha. Yo he hablado con él y sabe la importancia que tiene para mí. Se lo voy a decir claro, si hubiese estado en perfectas condiciones es titular el sábado. Es un jugador de una calidad y un talento tremendos. Fue el club el que decidió esa salida. Muchas veces cuando sale un jugador de una plantilla parece que el que no los quieres es el entrenador y no es así. Sin ir más lejos, yo el año pasado me negué incluso hasta el último momento en el UCAM y acabaron saliendo. Yo no soy un entrenador que exige jugadores para mi equipo y el motivo es que lo mismo dentro de un mes me cesan y se queda el club con lo que a mí me gusta. Mi obligación es trabajar con la plantilla que confecciona el director deportivo, que para eso es el profesional, y yo me tengo que dedicarle a sacarle el máximo rendimiento tanto táctico, como físico y técnico. Yo entreno la plantilla que me ponen y le respondo porque a lo mejor existe la idea de que Caballero salió de allí por diferencias conmigo, y no es así, para mí es un jugador importantísimo para mi idea de fútbol. Eso sí, la titularidad hay que ganársela en el día a día, pero es un jugador fundamental y muy protagonista en mi concepto del juego”.

El entrenador maño analizó más en profundidad el nivel de la plantilla azulina. “Yo creo que de mediocampo hacia arriba tiene talento, mucha velocidad y desequilibrio, y eso es algo que es muy difícil tenerlo en el equipo y aquí lo hay y con diversas variantes. Está claro que a mí me gustan los equipos bien trabajados desde atrás, con muy buena defensa de área y, a partir de ahí, crecer. Igual que hoy le he trasmitido hoy a mis jugadores que el día que hagamos el 1-0, el que dé dos pasos para atrás, los da pero para fuera del campo o del estadio. Aquí después del primero hay que ir a por el segundo y a por el tercero, y esa es la mejor manera de respetar a un rival, si le puedes golear, lo goleas. Y digo esto porque luego si a ti te cogen un día malo, te van a meter un saco. Aquí con balón hay que jugar al fútbol, pero no eso de tener la posesión por tenerlo, si no que hay que ir hacia adelante. Dentro de un mismo partido hay muchos partidos y la virtud que tiene que tener un entrenador es saber leerlos. Sin balón, como digo yo, si hay que llevar a un tío al hospital porque está a punto de morirse…, es tu profesión y lo tienes que hacer. Aquí hay que trabajar y el que no trabaje mal lo va a tener. Con balón, como he dicho, me gusta un equipo alegre, rápido, con buenas transiciones, vertical por bandas, lo que nos gustan a todos los entrenadores, y si encima la coges dentro del área y no saben qué hacer, pues que hagan gol”.  

Por último, tampoco dejó indiferente su respuesta sobre los sistemas de juego que tienen sus equipos. “Me gusta adaptarme a la plantilla que tengo. No puedo hacer un juego arriba rápido si lo que tengo son a tres jugadores que son tres tanques. Yo no creo sinceramente en los sistemas, creo más en el jugador inteligente, en la ocupación de espacios y sin una jugada tiene que acabar el lateral de delantero o al revés…, esos son nombres y números. A mí lo que me preocupa es que sepa todo el mundo leer el juego, desarrollar una idea y que el equipo crea en lo que nosotros entrenamos en el día a día. Si el equipo no cree en tu idea, ya puedes poner el sistema que tú quieras, si el sistema es nada más para la foto del inicio…, yo he llegado a tener jugadores que han empezado de laterales y han terminado jugando en el córner contrario. El fútbol es una estrategia constante y cada balón te marca la situación del jugador y la situación del partido. De todas formas, el que quizás use más es el 4-3-3, pero es lo de menos porque luego el jugador hace lo que le da la gana en el campo”.

TE RECOMENDAMOS